Sony Pictures vuelve sobre sus pasos y anuncia que la controvertida película 'The Inteview' saldrá el día de Navidad, al menos en algunos cines. Y mientras que la Casa Blanca y la web celebran la noticia como una victoria sobre las amenazas de los hackers-terroristas, entre los EE.UU. y Corea del Norte parece inminente una cyber-guerrilla: después de más de nueve horas de la caída total, la red de Internet norcoreana volvió a estar operativa. Todavía no está claro cuántos y cuáles cines proyectarán "The Interview".

En las últimas horas los propietarios de varios cines independientes han manifestado su disponibilidad a estrenar la cinta y el director general de Sony Pictures, Michael Lynton, ahora está muy feliz: "Nunca hemos renunciado a la salida de 'The Interview' y estamos felices que la película vaya a ser proyectada en algunos cines", ha dicho.

Anuncios
Anuncios

Sobre todo después de la enorme publicidad que ha tenido. El anuncio de Sony llegó justo cuando la web norcoreana sufría una nueva interrupción. Según muchos expertos, es "el fruto de la represalia estadounidense a los ataques de los hackers norcoreanos a Sony. Washington, sin embargo, ni lo confirma ni lo niega, mientras que los 'ciber-guerreros' de Anonymous están reclamando el ataque, y los otros posibles "sospechosos", como China e incluso Pyongyang, mantienen un "silencio estratégico".

El presidente Obama ha dicho que los EE.UU habrían respondido de una manera "proporcionada" a los ataques que habían llevado Sony a cancelar el estreno de la película satírica sobre Kim Jong-un, aunque ha definido estos ataques como un acto de "cyber vandalismo y no de guerra". Una portavoz del Departamento de Estado, en cambio, ha dicho de las represalias estadounidenses que "algunas se verán y otras no".

Anuncios

Palabras que han alimentado el misterio de la caída de la red norcoreana. El grupo Anonymous también ha reclamado inmediatamente la autoría del ataque.

Hay también otros hackers que han reclamado el ataque a la red norcoreana, mientras que Matthew Prince, de la CloudFlare, dice que "es poco probable que sea el trabajo de los EE.UU... Parece más el trabajo de un chico de quince años con la máscara de Guy Fawkes". Pero entre los sospechosos está también China, porque el sistema de Internet de Corea del Norte pasa a través los canales de una empresa china llamada China Unicom, y Pekín está muy irritado por los excesos de Pyongyang. China, obviamente, no hace comentarios. #Estados Unidos #Cine #Terrorismo