Antes de finalizar esta semana #Estados Unidos a través de su presidente firmará un paquete de medidas contra Rusia, por continuar su intervención en los asuntos políticos de Ucrania a la que continuará apoyando con equipos militares, armamento y asistencia. Así lo ha anunciado el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest, que Obama firmará un proyecto de ley que aprobó el congreso norteamericano para sancionar a Rusia y así continuar presionando a Vladimir Putin, ya que las acciones se tomarán en contra de las compañías exportadoras de armas como Rosoboronexport, así como también algunos proyectos petrolíferos con una avanzada tecnología y, en particular, contra la compañía de gas Gazprom.

Anuncios
Anuncios

Las pretensión del presidente norteamericano es que la medida se convierta en ley, pero no han aclarado más detalles, así lo afirmó Earnest en la rueda de prensa que efectúa diariamente. Se está a la espera que suscriba el proyecto antes de que finalice la semana, ya que realizará el viernes un viaje a Hawái en compañía de su familia para pasar allí las fiestas navideñas. Aclaró el portavoz de la Casa Blanca que estas medidas no llevan un carácter obligatorio, eso dará a Obama la opción de decidir cuáles son las que ejecutaría.

Bob Menéndez, senador demócrata y presidente del Comité de Exteriores de la Cámara Alta, dijo que la "integridad territorial de Ucrania debe ser restaurada" y el presidente ruso Vladimir Putin, "debe comprender que sus acciones desestabilizadoras tienen graves y profundas consecuencias para su país", puntualizó.

Anuncios

La noticia sobre las nuevas sanciones que Estados Unidos ejecutará contra Rusia ha coincidido con la caída del rublo, que no vivía una situación parecida desde la suspensión de pagos de 1998, lo que la ha llevado a superar la barrera de los 100 rublos por euro, en una caída que supera el 25% en la bolsa de Moscú. Esta situación de desestabilidad monetaria está relacionada con la bajada en picado de los precios del petróleo a nivel mundial y lo que es peor a las medidas que occidente le impuso por su intervención en asuntos políticos de Ucrania.