Desde Indonesia a la India pasando por Tailandia, muchos países padecieron el 25 de Diciembre de 2004 una tragedia colosal, por un terremoto de 9'1 grados Richter, con epicentro en el mar, que provocó olas gigantescas que se llevaron miles de casas y vidas, sin contar las de los desaparecidos. Dichos lugares se van recuperando poco a poco, aunque nunca podrán olvidar aquella tragedia colectiva. Como lo han hecho los supervivientes de otros grandes terremotos.

El terremoto más alto jamás registrado fue el de 9'5 grados Richter y grado 12 (el máximo) en la escala de Mercalli, en Chile, en 1960. Duró muchísimo, unos 10 minutos.

Anuncios
Anuncios

Hubo 2.000 muertos por la zona afectada, según cálculos finales. Empezó la tragedia a las 15:11 horas del Domingo 22 de Mayo de 1960. Un terremoto gigantesco empieza a sentirse. El epicentro se localizó en Temuco. De ahí empieza a bajar hacía el Sur, en una espiral interminable, alcanzando 1.000 kms. desde Talca a Chiloé.

El tsunami posterior fueron tres grandes olas, la siguiente aún más grande que la anterior, para hacer aún peor la tragedia. Y encima, esas olas se extendieron por todo el Océano Pacífico hasta lugares lejanos como Hawaii, donde las olas, de 10 metros, mataron a 61 personas en la isla de Hilo. La ciudad chilena más afectada fue Valdivia, que como en las demás ciudades arrasadas, las olas sucesivas anegaban todo para volver al mar con todos los restos arrancados consigo y volver con aún más fuerza.

Anuncios

Primero se derrumbaron muchos edificios con el temblor, luego el río Calle-Calle se desbordó, teniendo que evacuarse diversos barrios. Y las olas hicieron el resto.

A las 16:10 horas, llega la primera ola, de 4 metros, llevándose consigo varios barcos del puerto de Corral. Diez minutos después, una ola de 8 metros atacó la costa entre Concepción y Chiloé, atrapando a cientos de personas. Y la siguiente ola ya era de 10 metros, que provocó incluso que algún barco acabara casi dos kms. tierra adentro. Si muchísimos eran los daños del terremoto al principio, el maremoto fue peor. Borró del mapa muchos pueblos, en otros sus habitantes huyeron asustados a tierras altas para presenciar el dantesco espectáculo de sus casas borradas por el agua. O muchos lugares que los temblores habían provocado corrimientos de tierras y rocas que se derrumbaban.

Un ejemplo era el Lago Riñihue, que interconecta varios lagos que acaban en el río San Pedro que pasa por Valdivia y llega al mar. Los corrimientos de tierra atascaban la salida del agua, por lo que el Ejército chileno y obreros de muchos sitios, en una carrera contrarreloj de película, consiguieron evitar que lo que quedaba de Valdivia y alrededores desaparecieran bajo el agua, como pasó en el terremoto de 1575.

Anuncios

Pasó tiempo hasta que la zona devastada fue reconstruida, gracias a la tenacidad de sus habitantes. Los puentes destruidos se sustituyeron provisionalmente con otros de madera, las carreteras ya no existían, etc.

Chile, como Japón, es un país muy sensible a los terremotos, con algunos volcanes en su territorio como el Puyehue, que entró en erupción dos días después del seísmo de 1960. Tenemos el ejemplo reciente del terremoto de Concepción en 2010, con 8'8 grados Richter y muchas ciudades afectadas, aunque con menos muertos, unos 525, pese a que ocurrió de madrugada. Como en 1960, un tsunami posterior fue más fuerte, afectando incluso al Archipiélago Juan Fernández, en el Pacífico, que no sintió el temblor.