Max Lawson, propietario de tierras, cuenta que las cosas empezaron a cambiar en Amite, Mississippi, hace unos tres años, cuando las compañías petroleras se presentaron allí. Antes de su llegada, Lawson describía al condado como "pobre" y "rural". Ahora, él posee petróleo de sus tierras, el cual está bombeando, obteniendo unas ganancias de entre 1500 y 2000 dólares mensuales en concepto de licencias de extracción. Lawson pensaba que era un buen día para su familia cuando el equipo apareció en su propiedad, pero sin embargo, él está preocupado por su futuro.

La empresa creada allí, Encana, ha perforado más una docena de pozos este año, pero los planes para el futuro son de perforar nada más que tres o cuatro pozos, un 75% menos que en la temporada actual.

Anuncios
Anuncios

La reducción de la producción está afectando a quienes contaban con unos ingresos mayores. "La gente ha perdido gran parte de sus esperanzas, no saben qué hacer ahora", dijo Lawson.

La industria del petróleo de esquisto, la cual utiliza una técnica conocida como fracking, produce casi un millón de barriles al día. Pero para muchos productores, no es rentable cuando los precios del petróleo se sitúan por debajo de los 65 dólares por barril. Se estima que 60 % de los equipos de perforación en Dakota del Norte no podrán mantener su actividad, ya que será demasiado caro operar si los precios del petróleo se mantienen por debajo de 60 dólares.

En el condado de Amite, Bernell McGehee relataba cómo la promesa de un auge petrolero ya había transformado la ciudad. McGehee vio crecer su negocio, su restaurante creció un 10% anual, la calle principal, estaba repleta de oficinas de las empresas petrolíferas.

Anuncios

El boom podría continuar para Max Lawson con varios de sus proyectos puestos en marcha. Con el equipo petrolífero a punto, continuarán por el momento. Pero, sin embargo, no está asegurado recuperar, por ahora, la inversión de 70000 dólares de un estanque de agua utilizado en el fracking, desde que recientemente pusieron el proyecto en espera.