Ineficaz, brutal y alegal, así es la CIA. No lo dice ni un bolchevique trasnochado, ni un radical de nueva ola de Podemos, ni siquiera es una denuncia del islamismo fanático, es un informe del Senado de los #Estados Unidos. Un Senado que, aunque aquí nos parezca extraño, resulta que sí sirve para algo y cuyos senadores trabajan y se ganan el sueldo.

Seguro que lo que más ha ofendido a los responsables de la Agencia norteamericana ha sido lo de ineficaz. Lo de actuar con brutalidad y al margen de la ley es algo que se puede dar por asumido. De hecho, es la razón misma de la existencia de los servicios secretos, que existen para actuar al margen de la ley, si sus actividades fuesen escrupulosamente legales no tendrían por qué ser secretas.

Anuncios
Anuncios

Pero la acusación de ineficacia ha debido remover lo más íntimo de las conciencias de los agentes secretos y también de los contribuyentes que les pagan.

Aún dice más, incluso peor, el informe de los senadores estadounidenses. La CIA mintió, ocultó información, engañó a la Administracion Bush, presidente incluido. Esto es lo más grave, significa deslealtad, traición incluso. Se supone que los servicios secretos, por muy secretos que sean, deben estar sometidos siempre a un riguroso control político, deben rendir cuentas y estar a las órdenes de los responsables políticos de la nación para la que trabajan.

En este sentido, los servicios secretos de los Estados Unidos han estado siempre bajo sospecha, hasta el punto de existir la duda, nunca del todo disipada, de su implicación incluso en el asesinato de un presidente, caso de J.F.

Anuncios

Kenndedy. Pero una cosa es que se hagan películas o se escriban libros sobre teorías conspiratorias y otra muy distinta es que una institución como el Senado, la cámara alta de la representación de la soberanía nacional, ponga en documento oficial, negro sobre blanco, la deslealtad y la chapuza de los principales encargados de la seguridad nacional.

El informe del Senado estadounidense pone directamente en duda la honestidad de los directores de la CIA Afirma la ineficacia de las torturas crueles y de los métodos de detención degradantes. La CIA, según los senadores firmantes del informe, no ha contribuido en nada en la lucha contra Al Qaeda y el #Terrorismo islamista.

Hay que decir que el informe está hecho por senadores demócratas para justificar la prohibición de las torturas en la base-cárcel militar de Guantánamo hecha por el presidente #Obama. Senadores republicanos han hecho un contrainforme para justificar la actuación de la CIA e intentar salvar la cara de la Administración del presidente Bush, no obstante, las disputas partidistas no pueden quitar valor al informe del Senado, es más, los senadores demócratas no ponen en duda la actuación ni de Bush ni de sus colaboradores directos, al contrario acusa a la CIA de mentirles.

Anuncios

Sarah Margon, directora de la oficina de Human Rights Watch, ONG internacional de defensa de los derechos humanos, ha manifestado que el informe no puede ser un final, sino el principio de una nueva política de rendición de cuentas. No sabemos hasta dónde llegará la Administración Obama que, por otro lado, está a menos ya de dos años del final de su mandato. También ha cambiado el color del Senado, ahora ya de mayoría republicana. De lo que no cabe duda es que este informe senatorial debe suponer un cambio importante en la forma de actuar de la Central de Inteligencia Americana.