Si alguna vez la Humanidad estuvo al borde del holocausto nuclear fue en 1962. La crisis de los misiles en Cuba puso a los gobiernos de EE.UU y la URSS a punto de provocar la tercera guerra mundial.

Desde 1959, la revolución cubana ha sido uno de los mayores quebraderos de cabeza para Estados Unidos. Tras su independencia de España en 1898, la guerra en USA tuvo un papel determinante, Cuba funcionó como una colonia norteamericana. La cercanía de la isla con el territorio de los Estados Unidos, a escasos 150 km., hace que los norteamericanos consideren la isla caribeña como algo suyo.

La revolución castrista dolió tremendamente a los "gringos", no solo por las pérdidas económicas y comerciales que supuso para las muchas empresas con intereses en Cuba, negocios incluso en la propia isla, también por el golpe político que suponía un nuevo país comunista, aliado de la URSS, en plena Guerra Fría y, sobre todo, porque colocaba al enemigo, literalmente, a un tiro de piedra del corazón de USA.

Anuncios
Anuncios

Desde el primer momento y hasta hoy mismo todas las administraciones norteamericanas han intentado acabar con el régimen castrista, militarmente incluso. La CIA patrocinó la fracasada invasión de la isla con el desembarco en Bahía Cochinos en 1961. Miami, en la costa norteamerica, justo frente a Cuba, es el refugio y base de actuación del exilio cubano, de los opositores al régimen de Fidel Castro y ahora de su hermano Raúl. Los norteamericanos mantienen en territorio cubano una base militar, Guantánamo, famosa en los últimos años por ser utilizada por la CIA como lugar de reclusión e "interrogatorio" de los presos yihadistas y que es un permanente punto de conflicto entre ambos países.

Pero lo que más repercusión ha tenido de todo lo hecho por los estadounidenses contra Cuba ha sido el embargo económico.

Anuncios

Décadas de aislamiento económico han asfixiado la economía cubana y han servido para enrocar aún más a las autoridades castristas en su control dictatorial de la población. Mientras la Unión Soviética existió, Cuba subsistió económicamente como el resto del bloque soviético, gracias a los fondos llegados desde Rusia. Tras la caída de la U.R.S.S. y el consiguiente desmoronamiento del bloque soviético, la economía cubana ha sido ya totalmente insostenible y ha derivado en unas condiciones de vida completamente insoportables para la población.

A pesar de ello, el régimen castrista sobrevive. Al enfermo comandante Fidel, histórico líder fundador de la revolución, le sucedió su hermano Raúl y todo ha seguido igual en la isla, más o menos. Aunque ahora parece que todo puede cambiar. #Obama parece convencido de que las décadas de confrontación no han servido para nada y ha decidido poner a actuar la diplomacia. Parece que el Papa Francisco ha tenido un papel determinante poniendo a trabajar también a la diplomacia vaticana para acercar posiciones entre las administraciones cubana y de Estados Unidos.

Anuncios

El camino que empieza ahora no será fácil. Obama no tiene autoridad para acabar con el bloqueo. El Congreso norteamericano está dominado por los partidarios de la oposición frontal al régimen castrista, congresistas de origen cubano incluidos. En cualquier caso, la ventana a la esperanza está abierta. El Vaticano y la Unión Europea ya han manifestado su apoyo. Por lo que respecta a España, con los vínculos históricos y culturales que nos unen con los cubanos, el final del bloqueo puede abrir una puerta importante para las inversiones de nuestras empresas. #Papa Francisco