Estos días han aparecido diversas noticias relacionadas con el Estado Islámico, o ISIS por sus siglas en inglés. Esta organización terrorista nació en 2003 como aliado de Al-Qaeda en su lucha contra #Estados Unidos por su invasión a Irak en ese año, y es desde entonces no ha parado de crecer y extenderse como una mancha de aceite.

Se está ante un grupo que aglutina numerosos grupúsculos yihadistas y cuya influencia se extiende hasta Asia. Controlan una gran parte del territorio que se sitúa en la frontera entre Irak y siria, y han alcanzado las puertas de Turquía, en la ciudad de Kobane, donde el presidente turco Erdogan hace cábalas para intervenir directamente en el conflicto.

Anuncios
Anuncios

Facciones de otros países, como Filipinas o Argelia, se han unido al ISIS.

Es el grupo terrorista más rico del mundo, con activos valorados en más de 2.000 millones de euros, donde los secuestros, la extorsión y, principalmente, la venta de crudo ilegal, le reportan numerosos beneficios para seguir comprando armamento. No es muy difícil seguir la política de esta organización, con una lectura errónea del Corán como guía, donde las mutilaciones, ejecuciones masivas, violaciones y demás derechos humanos son pisoteados continuamente, con vídeos colgados en la Red donde se aprecian estos crímenes en Mosul y otras ciudades.

Estos días, para enfrentarse a dicha organización, se está realizando unas jornadas donde más de sesenta países unen sus fuerzas para aportar recursos a una coalición liderada por Estados Unidos.

Anuncios

Esta lucha ha supuesto que eternos enemigos como los norteamericanos y los iraníes compartan espacio aéreo para bombardeos conjuntos, como los ocurridos esta semana.

En cuanto a España, el ISIS suele reclamar todo el territorio de Al-Andalus, al igual que hiciese Bin Laden. En un principio no se acordó ninguna participación a excepción de las que ya se desarrollan en otros países como Malí. El Ministro Margallo ya ha expresado la voluntad del gobierno del envío de 300 soldados para la instrucción de fuerzas iraquíes.