Las noticias sobre Venezuela no deja de sorprendernos, esta vez es por el robo que de forma sorprendente ejecutaron unos atracadores que, portando fusiles R-15 y pasamontañas que les cubrían el rostro, llegaron a la playa de Isla Arapito a unos 15 kilómetros de Puerto La Cruz, en el estado Anzoátegui, y comenzaron a disparar al aire para obligar a las 300 personas que disfrutaban de un día de playa a que les entregaran sus pertenencias, carteras, teléfonos móviles, tablets pues si no lo hacían "correría sangre", según los testigos.

Los atracadores eran siete y portaban sendos fusiles que son armas de guerra, con lo que pudieron ejecutar el robo, al momento de darse a la fuga, la lancha de nombre "jakera" en la que llegaron se averió y despojaron a un pescador de la suya una para poder escapar del lugar.

Anuncios
Anuncios

La Fiscalía ha ordenado una investigación y para ello han encargado del caso a Marina Rojas fiscal 2 del estado Anzoátegui.

Según un comunicado de la Fiscalía los hechos ocurrieron el viernes cerca del mediodía, cuando los delincuentes se presentaron en la playa para ejecutar el robo. Según relataron algunos testigos es una banda de piratas del mar, dirigida por un tal "Cuquin", que tienen azotada a la zona y que presuntamente viven en playa Colorada. Están dedicados a robar a pescadores y a bañistas, se les ha denunciado pero las autoridades no hacen nada por arrestarlos.

Cuando estaban asaltando varias personas llamaron a la Guardia Bolivariana, para que les prestara ayuda y evitaran el robo, sin embargo no se presentaron en el lugar, cosa que debería la Fiscalía de investigar. Las personas afectadas estuvieron a merced de los asaltantes quienes en actitud violenta exigían que abrieran sus carteras y les entregaran todo, documentos, personales, llaves de coches, inclusive uno se atrevió a arrebatarle a una niña una perrita que sostenía en brazos, unos apuntaban y otros se dedicaban al robo.

Anuncios

Los residentes de Puerto La Cruz han protestado la falta de seguridad y de los constantes robos que tienen atemorizados a los residentes del lugar. Por ello decidieron bloquear las principales carreteras. Es lamentable que un país como Venezuela se haya convertido en uno de los lugares más peligrosos del mundo.