Este viernes el Vaticano ha dicho que se ha rechazado la petición de audiencia del Dalai Lama con el Papa. Se dice que el #Papa Francisco ha declinado tener una reunión con el líder de los tibetanos para no perjudicar las relaciones de la Santa Sede con China. El Dalai Lama ha entendido la situación y aunque está decepcionado, no quiere causar ningún inconveniente por lo que asumirá la decisión que ha tomado el Vaticano. La petición de audiencia fue rechazada por las relaciones tan delicadas que hay con China.

El Dalai Lama nada más llegó a Roma, declaró a la prensa que el encuentro en el Vaticano no iba a suceder. El Vaticano tomó esta decisión para evitar sufrimiento a los católicos chinos que sí son leales al Pontífice.

Anuncios
Anuncios

La Iglesia Católica de China está dividida en la Comunidad conocida por el nombre de Asociación Patriótica y que es responsable el Partido Comunista, y la Comunidad Clandestina quienes son leales a Roma.

El Dalai Lama y el Santo Padre se reunieron por última vez en el año 2006, cuando Benedicto XVI era el Papa. Últimamente se están tratando de mejorar las relaciones con China, y un encuentro entre ambos hubiera provocado muchas reacciones en el país asiático.

No sólo no se va a reunir el Papa con el Dalai Lama, tampoco se va a reunir con los ganadores del Premio Nobel de la Paz. Precisamente el Dalai Lama se encuentra en la capital italiana para asistir al encuentro con los dos ganadores de los Premios Nobel de la Paz. Esta Cumbre Mundial de los Premios Nobel se pensaba celebrar en Sudáfrica, como homenaje a Nelson Mandela, pero el Gobierno de este país denegó el país al Dalai Lama.

Anuncios

Por tanto la Cumbre se trasladó a Roma durante este fin de semana.

En esta Cumbre participarán más de 20 premios Nobel, Mijail Gorbachov será uno de ellos. El cierre de la Cumbre será el domingo, y se asignará el Peace Summit Award 2014, entregado a una personalidad que defienda los derechos humanos en el mundo. En otras ediciones, el galardón fue entregado a Annie Lennox o Roberto Benigni.