Detenido en Río de Janeiro Sailson José das Graças, acusado de asesinar a alrededor de 40 personas, cosa, que él ha corroborado.

Por lo visto, este personaje de 26 años, llevaba matando desde los 17.

¿Por qué lo hacía?

Por puro placer. Según ha comunicado tras su arresto, sentía la necesidad, pues si no lo hacía se sentía mal.

Por lo que cuenta el susodicho, estudiaba a sus víctimas durante un periodo de tiempo y aprovechaba la oportunidad para el ataque.

Entre sus asesinatos, se encuentra un bebé de dos años, que como relata, necesito matarle por temor a que llorara y los vecinos le escucharan mientras cometía uno de sus delitos. Normalmente son mujeres o gente sin hogar. Depende de cómo le venga la cosa, porque también ha matado a tres varones.

La policía está segura de la confesión de este individuo, pues conoce detalles, que tan solo el propio asesino, podría conocer, por no ser públicos y solo estar en conocimiento de la misma policía que llevaba los casos, afirma el comisario Pedro Henrique Medina a Globo.

El acusado, no demuestra ningún ápice de remordimiento. Al contrario, afirma, que cuando salga de prisión, volverá a hacerlo. ¡Tremendo¡.

Por lo visto, después de matar, se siente tranquilo y relajado durante un tiempo, en el que aprovecha para estudiar a su próxima víctima.

Semejante individuo, ha sido incluso capaz, de dar una entrevista a la televisión narrando los hechos, como algo normal y sin darle la menor importancia.

También afirma, que algunos de los crímenes, los realizó cobrando de una pareja que ahora están en prisión, y que le mandaron por encargo un par de asesinatos a cambio de dinero.

¿Qué decir de gente, por llamarles de alguna manera, cómo está?¿Se puede no sentir remordimiento ante semejantes hechos?. ¿Se puede disfrutar así? No sé si se puede denominar personas a esta gente. El término personas me incluye, y no me niego a ello. Solo espero que se haga justicia en este caso y lo extiendo a todos los casos, pues en España también contamos con gentuza de esta...