Raúl Castro y Barack Obama en comparecencia ante todos los medios de información al mismo tiempo acaban de informar de la normalización de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Lo acaban de hacer con gestos de buena voluntad y de muestras de cambiar la política de rivalidad existente desde 1959 poniendo en libertad a presos de ambos "lados". En el caso de EEUU, ha puesto en libertad a los tres presos que se mantenían en las cárceles de ese país desde el año 1998, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, dos ya habían sido liberados con anterioridad (René González y Fernando González). En el caso de los reos liberados por Cuba está un preso de origen cubano miembro de la inteligencia de EEUU y el otro que ha sido liberado de forma unilateral por razones humanitarias ha sido Alan Gross, apresado en 2009.

Ambos mandatarios han hablado personalmente vía telefónica y parece ser que han podido hacerlo de manera normal y respetuosa. Raúl Castro dice que "esto no quiere decir que lo principal se haya resuelto", ha agradecido al Gobierno de Canadá y al Papa Francisco.

El bloqueo económico, comercial y financiero todavía se mantiene como un obstáculo entre ambas naciones aunque en mi opinión no le queda mucho tiempo, la parte cubana reitera su voluntad de normalizar los vínculos entre los dos países, proponen adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre los dos países, basados en los principios del derecho internacional y la carta de las Naciones Unidas. Reconocen que tienen profundas diferencias y reafirman la voluntad de dialogar sobre todos los temas como: soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior. Reiteran su disposición a sostener cooperación en los organismos multilaterales como las Naciones Unidas, al reconocer que tienen profundas diferencias. Exhorta al Gobierno de EEUU a remover todos los obstáculos que impiden o restringen los vínculos de sus pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países y en particular los viajes, las telecomunicaciones, el correo postal directo.

Dice Raúl Castro que "los progresos alcanzados en los intercambios conseguidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas, debemos aprender el arte de convivir de forma civilizada con nuestras diferencias". De cualquier modo aunque de seguro muchos no verán lo positivo que es este paso, lo cierto es que se abre una nueva etapa no sólo para estos países sino para toda la región. #Estados Unidos