La gigante japonesa Sony fue hackeada en noviembre de este año causando daños masivos en comunicaciones internas dejándolos inútiles y robando datos, supuestamente, financieros y claves de acceso a sus servidores. Al principio se desconocía la identidad del causante de este ataque cibernético, algunos apuntaban a "Anonymous" y también hubo sospechas de que el verdadero causante fuese Corea del Norte debido al estreno próximo de la película "The interview", una comedia que trata sobre una entrevista con Kim Jong, ocasión que la CIA aprovecha para convertirle en blanco y ser finiquitado durante tal entrevista.

Corea del Norte negó tal ataque, indicando que tienen pruebas de ello y que por tanto EEUU debía apuntar a otra dirección, pero el FBI ha demostrado que la infra-estructura del código malicioso empleado direccionaba hacia Corea del Norte comunicado con una dirección IP difícilmente codificada dentro del Malware que penetró en los sistemas de Sony, borrando datos, robando información y dejando a miles de ordenadores inservibles.

Anuncios
Anuncios

Después de la confirmación y después de haber recibido amenazas de atentados, Sony Pictures decidió que iban a cancelar el estreno de la película "The interview", una decisión precipitada y equivocada, según el Presidente Obama, ya que apoya completamente el estreno de la película. George Clooney animó a Sony a través de una carta a que no se rindan con la película y que busquen otros medios de publicarla ya sea de forma gratuita y en línea. También apuntaba que este ataque podría pasarle a noticieros o a cualquier persona o medio televisivo que de forma directa o indirectamente mencione a Corea del Norte o a Kim Jong.

Paulo Coelho, un escritor brasileño muy conocido y autor de "El Alquimista" (más de 65 millones de ejemplares vendidos), ofreció a Sony 100.000 dólares (aproximadamente 82.000 euros) por los derechos de la película para publicarla en su blog personal de forma gratuita.

Anuncios

Se podría considerar que es una cifra simbólica ya que apenas recuperarían el 0.01% de lo que ha costado, 42 millones de dólares. La finalidad de esta oferta del escritor hacia Sony es conseguir un rotundo no a las amenazas terroristas.