Una matanza llevada a cabo en una familia, en un barrio pobre poblado sobre todo por aborígenes. Ocho niños, todos de la misma familia, el más joven tenía sólo 18 meses, fueron apuñalados hasta la muerte en una casa en el barrio pobre de Manoora en Cairns, centro turístico en la costa noreste de Australia. Los investigadores australianos están siguiendo esta pista para lograr arrojar luz sobre el asesinato de estos pobres niños. Una mujer de 34 años, que la policía cree ser la madre de siete de los niños, fue llevada al hospital, donde está hospitalizada en condiciones estables y donde fue interrogada por los investigadores. La policía ha tranquilizado a la población, informando de que no está a la caza de un asesino fugado.

Anuncios
Anuncios

Los cuerpos fueron descubiertos por el hermano mayor, de 20 años, cuando regresó a casa. Un periodista del periódico local Cairns Post ha dicho en la radio nacional ABC que en el barrio hay muchos habitantes aborígenes. El mismo periodista ha dicho: "Aquí todo el mundo tiene una relación familiar con las personas involucradas. Las personas están devastadas. Nos dicen que la madre de los niños era una mujer orgullosa, que amaba profundamente a sus niños y era muy, muy protectora". Algunos vecinos han descrito este barrio como un lugar muy difícil, marcado por el alcoholismo y la violencia. En la misma radio nacional el detective Bruno Asnica ha dicho que la mujer hospitalizada está ayudando a la policía en la investigación. El área del crimen permanecerá sellada durante varios días para permitir a los investigadores forenses operar.

Anuncios

El primer ministro australiano, Tony Abbott, ha dicho que la noticia de este crimen horrible rompe el corazón de todo el mundo. Y luego ha añadido: "Todos los padres tendrán una inmensa tristeza por lo que ha pasado. Estos son días muy difíciles para nuestro país. Esta noche habrá lágrimas y oraciones en todo nuestro país para estos niños". "Mis pensamientos están con la Policía del Queensland y con todos los que han tenido que responder a esta terrible situación".