A todos nos gusta comer bien, pero es quizás la #Merienda donde más fallamos pues suele ser de poca cantidad y más de dulces que de otra cosa. Vamos a sincerarnos: ¿A quién no le merendar algo sabroso? Y, ¿por qué lo rico es sinónimo de tomar grasa y azúcar? En muchas página web cada hay más formas de preparar #meriendas saludables y muchas de ellas, aparte de estar riquísimas, son bastante saludables, combinando la adecuada cantidad de proteínas y carbohidratos que son necesarios en esa comida.

Meriendas saludables en la hostelería

Pero no es mi intención en este artículo darte a conocer recetas de meriendas saludables, sino hacer un llamamiento al mundo de la hostelería, que se está preocupando más bien poco, o nada, de ofrecer a sus clientes sabrosas meriendas fitness.

Anuncios
Anuncios

Sabiendo que hay un potencial enorme de clientes que entrarían con los ojos cerrados a estos establecimientos, a qué esperan estos señores a incluir este tipo de #Alimentos en su carta. Y hoy en día que hay tanto emprendedor con ganas de montar negocios que les ayuden en su bienestar económico, como que no se aprovechan de esa necesidad culinaria para los adictos a consumir este tipo de comida sana.

Es un hecho que la comida saludable ha llegado para quedarse (y no precisamente en los michelines). El objetivo es que la hostelería cree una línea de alimentación concebida para satisfacer el paladar y el buen gusto de los clientes, de una manera sana, balanceada y especializada, con productos saludables preparados para las personas que gustan de una buena y óptima nutrición.

Merendar sano: sus beneficios

Comer una merienda rica y saludable se ha relacionado con varios beneficios, según varios estudios, se ha demostrado que mejora el nivel de concentración, aumenta la memoria a corto plazo, levanta el estado de ánimo, ayuda a combatir el estrés, y nos ayudará en la pérdida de peso.

Anuncios

Si tienen una adecuada combinación de proteínas e hidratos de carbono, nos ayudará a mantener a raya el cansancio durante toda la tarde y también tiene beneficios a largo plazo, ya que las personas que comen adecuadamente tienen un menor riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades del corazón e hipertensión.

Esta idea, súplica, o necesidad, no sé bien cómo catalogarlo, nos ayudaría a poder escuchar en muchos bares. "Hola, señor, ¿desea usted nuestra carta de meriendas fitness?". Tampoco es mi intención es que esta iniciativa sea considerada como comida saludable para deportistas, pero la verdad es que este tipo de alimentos cada vez son más requeridos por cualquier tipo de público que le apetece comer sano sin dejar atrás el sabor.

Como indico en el subtítulo de este artículo, si esto se llega a convertir en una realidad, sería una preocupación menos al salir de vacaciones y una ventaja para aquellas personas ya sean gimnastas o para los que buscan cuidar su imagen y dieta.