Los mejores restaurantes europeos, como el Noma en Copenhague, han creado reputación y han conseguido estrellas Michelín gracias a la nueva tendencia de cocina de forraje e insectos comestibles. Pero para los habitantes de #Laos eso no es nada por lo que perder la cabeza. Dichos alimentos siempre han estado presentes en el rico y variado paisaje culinario del país asiático.

Insectos como manjar

Mick Shippen cuenta que cuando tiene amigos occidentales que le van a visitara Vientiane, capital de Laosle, gusta llevarlos a un restaurante y, sin decirles nada, pide un plato grande de grillos fritos. Después de la sorpresa inicial, el occidental tiene dos maneras de reaccionar, una es que tras la sorpresa inicial se inclinará, pero lo más normal es que tarde unos 10 minutos antes de que tentativamente muerda en el pecho y el abdomen de un crujiente grillo de cola corta, conocido localmente como chi nai o nak hong tai din, que se traduce como "cantante underground".

Anuncios
Anuncios

Dice que “En verdad, si puedes superar la renuencia inicial a comer un insecto, te aseguro que un plato de grillos rellenos y fritos, salpicado con pimienta blanca, hojas de lima kaffir frita, chile seco y salsa de pescado, acompañado de una sabrosa cerveza Beerlao bien fresca, es un buen manjar”. Para las personas que todavía no están totalmente convencidas les invita a comer simplemente unos sabrosos bocados de gambas de tierra

Alimentación

Además de ser un delicioso aperitivo, Mick Shippen destaca, que los grillos son altamente nutritivos y una rica fuente de macronutrientes esenciales como las proteínas, las grasas y los carbohidratos. De hecho, un estudio reciente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación declaró que Laos se encontraba entre los mayores consumidores de insectos del mundo y destacó los numerosos beneficios para la salud, la seguridad alimentaria, la nutrición y el medio ambiente.

Anuncios

Tal es la popularidad de los grillos en Laos, y la de numerosos otros tipos de insectos, que no solo son atrapados en la naturaleza, sino que también son cultivados para su posterior venta, de esta manera los aldeanos consiguen un buen ingreso.

Comida de Forraje

Laos es un país predominantemente rural y virgen, y como tal, los alimentos de forraje siempre han sido una parte importante de la dieta. Muchas plantas, hojas e hierbas salvajes se utilizan libremente en Laos para crear emocionantes sabores y texturas. Las hierbas de forraje se utilizan en sopas y curris. Un plato tradicional llamado sup se puede hacer con una amplia variedad de verduras condimentadas con jengibre de raíz machacada, chalotes, chile y semillas de sésamo. #Gastronomia #Insecto