Desde su aparición en la tierra, y desde que el advenimiento del fuego modificó definitivamente la historia de la humanidad, el hombre ha ido descubriendo con creatividad nuevos modos de preparaciones y confecciones en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Uno de los aspectos más necesarios para la subsistencia ha sido y siempre lo será la alimentación. Puede llegar a ser sorprendente la ingeniosidad de los pueblos para hacer del acto necesario y básico de la alimentación, todo un espectáculo sensual.

“Tengo mucha hambre, me comería un camello” es una expresión exagerada para expresar un apetito voraz, pero resulta disminuida frente a la realidad del mundo gastronómico creativo.

Anuncios
Anuncios

En el Libro Guinness de los Records Mundiales se reseña una creación culinaria asaz extraña y pantagruélica, se trata de una receta de origen beduino donde se conjugan varias especies animales y se le califica como el plato más colosal del mundo.

Imaginémonos un camello, en toda su majestuosa grandiosidad, ahora consideremos que la creatividad, definitivamente sibarita del pueblo que ideó tal manjar, procede a rellenarlo y el resultado final nos descubre que el relleno contempla nada menos que: 1 cordero, 20 pollos, 60 huevos, 12 kilogramos de arroz, 2 kilogramos de piñones, 2 kilogramos de almendras, 1 kilogramo de pistachos, 2,2 kilogramos de pimienta negra y, finalmente, sal al gusto.

Lógicamente existen variaciones en la receta y no faltará #algún escéptico que opine tratarse de una broma, pero el plato existe pero, como es fácil de deducir, no es preparado con mucha frecuencia.

Anuncios

La historia nos indica que en la ocasión del tercer matrimonio del Sha de Irán, Mohammad Reza Pahlavi con Farah Diba, en el año 1959, este fue una de las delicadezas servidas en la fastuosa ceremonia a los invitados. Otra anécdota nos relata que en el legendario hotel neoyorquino Waldorf Astoria, un huésped solicitó al Cheff del #establecimiento la preparación de este exótico manjar, siendo un punto de honor del hotel que afirmaba se podía exigir la preparación de cualquier plato, por estar en capacidad la gerencia de complacer toda solicitud por extraña que fuese, hay que precisar que la gula del exigente cliente fue satisfactoriamente cumplida.

Para completar la información sobre realidades gastronómicas, recientemente una #organización mundial dedicada a calificar las excelencias mundiales en este campo, definió la cocina mexicana como la de mejor sazón del mundo. En cuanto a la variedad de alternativas en los fogones del universo, sigue liderando la cocina china este renglón.