Desconocido para muchos, este alimento de origen sudamericano está calando hondo cada vez más en las cocinas de todo el mundo, y convirtiéndose en un alimento imprescindible para personas que desean seguir una dieta equilibrada y con gran aporte de nutrientes, o por ejemplo seguidores de la dieta vegetariana o vegana, y es especialmente apreciado por personas intolerantes al gluten, puesto que se trata de un pseudo cereal que es tolerado por absolutamente todos, incluso celíacos, ya que no contiene gluten.

En efecto, se trata de un pseudo cereal, ya que es un alimento que recibe el mismo tratamiento, acondicionamiento y consumo que los cereales, pero en realidad se trata de la semilla que procede de los granos de quinoa.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a su cultivo, se realiza en muchos puntos de Sudamérica, desde tierras a nivel del mar hasta lugares elevados, cultivándose incluso en zona montañosa. Allí, es un alimento fundamental desde hace miles de años, cuyas propiedades han sido descubiertas recientemente en el resto del mundo. En cuanto a sus múltiples beneficios, cabe mencionar su gran riqueza en fibra, superior a casi todos los cereales, su gran contenido en vitaminas del grupo B, especialmente B1, B2 y B6. Es además rica en fósforo, hierro, y aporta una gran cantidad de proteínas, por lo que es muy utilizada en la alimentación vegetariana, siendo una de las preparaciones estrella en ensalada. Por su bajo contenido en grasa, es ideal para dietas de adelgazamiento, y, como hemos mencionado anteriormente, es un alimento adecuado incluso para los celíacos, pues no contiene gluten.

Anuncios

Además, se trata de una semilla cultivada normalmente de forma orgánica, alejada de los productos genéticamente modificados. Todo este gran valor nutritivo ha sido reconocido por la FAO, organismo de las Naciones Unidas encargado de la alimentación, que declaró 2013 como el año internacional de la quinoa.

En cuanto a su preparación, normalmente se ha de lavar con ayuda de un colador, para eliminar el sabor amargo de las saponinas, tras lo cual, su cocinado es tan sencillo como el del arroz, es decir, simplemente hervir hasta que la semilla se abra. Además de ensaladas, se usa como sustituto de otros cereales, en salteados, desayunos, y como sustituto en cualquier plato que se elabore tradicionalmente con cereales, para aportar un toque original. #Cocina #Alimentos #Salud