Siempre he pensado que para comer un buen perrito caliente tenías que pisar suelo norteamericano. Sin embargo, los madrileños son afortunados y también pueden disfrutar de este tipo de comida que tanto gusta a todo el mundo.

Por suerte hay un pequeño lugar de Madrid, situado en Nuevos Ministerios, que te hace sentirte como un estadounidense más y te ofrece, en mi opinión, los mejores hot dogs de la ciudad. "#Paperboy perrito bar" es el nombre del lugar en cuestión. Un pequeño rincón en la calle Orense (número 10) en el que recibes un excelente trato que te hace sentirte como en casa desde que entras por la puerta.

Un local muy agradable

Aunque el bar es algo pequeño, tiene dos plantas.

Anuncios
Anuncios

En la parte inferior hay solamente tres mesas pero arriba cuentan con una zona bastante más amplia y con más espacio. Debo decir que yo comí en la zona superior y la decoración me llamó la atención en todo momento porque se adecuaba muy bien al sitio. Es una mezcla de bar informal y moderno: los manteles, la forma y el estilo de los "platos" o la ambientación le dan un toque muy particular.

Mucha variedad y un buen menú

La variedad de la carta fue otro de los aspectos que más me llamó la atención, y para bien, claro. Una variada lista de entrantes y perritos calientes entre los que no sabes cuál elegir porque todos tienen una pinta estupenda.

Anuncios

Utilizan salsas caseras y abundantes ingredientes, por lo que no creas que te vas a quedar con hambre.

Una curiosidad de este bar es que cada uno de los perritos tiene un nombre diferente pero no es un nombre cualquiera, decidieron utilizar los de distintos periódicos del mundo para cada uno de ellos. Yo, después de estar varios minutos intentando decidirme, pedí un "The New York Times" recomendado por el personal del sitio. Al parecer es el más vendido desde que abrieron el local hace once meses y, la verdad, no me sorprende en absoluto. ¡Creo que es el mejor hot dog que he podido comer nunca!

"As", "Marca" o "ABC" son otras de las muchas alternativas entras las que puedes escoger. Además, tienes la posibilidad de pedir un menú que incluye el perrito, una bebida, unas patatas y una cookie de postre por 8'95 euros.

El llamado "boca a boca" y un buen uso de las redes sociales han sido sus principales herramientas de promoción durante estos primeros meses. En ellas publican fotografías de todos sus productos y novedades. Así que ya sabéis, si queréis probar un buen hot dog, tenéis que visitar este pequeño rincón de la capital. #Madrid #Cocina