Las albóndigas de pescado con curry y soja son un alimento muy nutritivo y son mucho más ligeras y suaves que las ya tradicionales albóndigas de carne de cerdo. La albóndiga es uno de los platos más conocidos de la cultura española y ya sea mediante tapa o como segundo plato siempre está presente.

Otro de los puntos fuertes de esta #receta es el #pescado. Si queremos seguir una buena dieta mediterránea el pescado es esencial y si tienes sobre todo niños en casa que siempre ponen excusas para comer pescado, esta es una magnifica fórmula para introducir este alimento en su plato.

Ingredientes (para 4 personas):

- 450 gramos de pescado blanco (bacalao desalado, rape, merluza, etc).

Anuncios
Anuncios

- 45 gramos de maicena.

- 1 huevo.

- 1 cebolla.

- 1 diente de ajo.

- 1 cucharada de curry.

- 1 cucharada de salsa de soja.

- 1 ramita de perejil.

- Aceite de oliva.

- Sal y pimienta.

Para la salsa:

- 1 pepino.

- 1 tomate.

- Vinagre.

- Aceite de girasol.

- 1 cucharada de salsa de soja.

ELABORACIÓN

1- Pelar y picar finamente la cebolla y el diente de ajo. Lavar la ramita de perejil, secarla con papel absorbente de cocina y picarla. Batir el huevo en un plato, añadir la maicena y remover para integrar los dos ingredientes sin que queden grumos.

2- Agregar el pescado desmenuzado, el ajo y la cebolla picados y remover con una cuchara de madera hasta obtener la textura de una masa. Aromatizar con el curry, la salsa de soja y el perejil picado. Salpimentar ligeramente.

3- Con las manos ligeramente humedecidas ir cogiendo porciones de masa del tamaño de una nuez y formar albóndigas hasta que se acabe el compuesto.

Anuncios

Reservarlas en la nevera un mínimo de 15 minutos.

4- Mientras, preparar la salsa de pepino y tomate. Lavar el pepino, secarlo, despuntarlo y cortarlo en cuadrados. Lavar el tomate y cortarlo también en pequeños daditos. Batir tres cucharadas de aceite de girasol con dos de vinagre y la salsa de soja. Sazonar con sal y pimienta y mezclar con los daditos de pepino y tomate.

5- Calentar abundante aceite de oliva en una sartén antiadherente e ir friendo las albóndigas por tandas hasta que estén doradas. Escurrirlas sobre papel absorbente de cocina y servirlas enseguida con la vinagreta de pepino y tomate presentada en una salsera aparte.

Vigilar la sal porque la salsa de soja ya aporta su parte salada. #albondigas