Un buen desayuno equilibrado hará que te sientas bien durante el resto de la mañana. Es muy importante que sea una comida equilibrada y saludable para que te siente realmente bien y puedas recargar las energías necesarias para afrontar el día. A  pesar de ello, no siempre tenemos el tiempo y las ganas necesarias para preparar un #desayuno adecuado. Aquí te propongo unas cuantas ideas para hacer un desayuno ideal que te llevará muy poco tiempo y que además será sano y delicioso, siempre adaptándolo a los gustos y a las necesidades de cada persona. 

Pan tostado con Aguacate

El aguacate es una fruta deliciosa y que además tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, reduce el colesterol, es saludable para el corazón, para la vista y contiene muchas vitaminas. Son muchas las personas que evitan comerlo porque tiene un alto contenido en grasas y piensan que engorda, pero es necesario saber que se trata de grasas saludables, muy beneficiosas.

Anuncios
Anuncios

Si solo sueles comer el aguacate en ensaladas, te propongo que lo incorpores a tus desayunos. Un desayuno realmente sencillo que puedes  ponerlo encima de unas rebanadas de pan tostado. Puedes añadirle también tomate y aceite encima. 

Batido de frutas

El batido es una sencilla manera de incorporar frutas a tu #Alimentación y comerlas de una manera rápida. Puedes elegir cualquier fruta para hacer un batido. Un batido que queda delicioso es el de manzana. Se pone en la batidora una manzana cortada, sin pelar. Después, añadir un puñado de copos de avena y leche. Se puede realizar con cualquier tipo de leche,  te propongo que lo pruebes con alguna leche vegetal, como bebida de avena, ya que quedará más ligero. Después le puedes añadir un puñado de frutos secos, almendras, por ejemplo, y de semillas de lino.

Anuncios

Se bate y listo para tomar. 

Copos de avena y fruta

La avena es uno de los mejores cereales que podemos tomar, por ello es una buena idea añadirlo a nuestros desayunos. Pon en un tazón media taza de copos de avena, añádele fruta cortada en trozos, como fresas, plátano, frutos rojos, o lo que prefieras. Después añade leche fría vegetal y tendrás un estupendo desayuno listo que te dará energía durante todo el día.