Un delicado postre Thai que refresca el paladar, luego de una picante comida tailandesa. Ideal después de un Pad Thai o cualquier otro plato tailandés de fuertes sabores, muy especiado y fragante. El emplatado varía según la estética y las preferencias del que lo prepara. Una de las formas tradicionales de servirlo es hacer una base con el arroz sobre una hoja de Pandan que le dará el encantador contraste de los colores y el intenso aroma a nuez de las verdes hojas; sobre el arroz colocar rodajas de mango fresco luego adornar con semillas de sésamo o cardamomo en polvo.

Deberemos elaborar 2 preparaciones. El arroz pegajoso y la salsa de coco.

Anuncios
Anuncios

Además, pelaremos el mango cortado en cuartos de rodajas y reservándolo para el momento del emplatado.

Ingredientes (para 4 personas)

250g de arroz glutinoso

1 taza de leche de coco natural sin azúcar ni edulcorantes

2 mangos maduros

2 cdas de azúcar

1 cdta de sal

Primera preparación.

Poner a remojar el arroz glutinoso en agua a temperatura ambiente durante una hora. Cocinar luego de escurrido en una vaporeta, de ser posible durante 20 minutos o hasta que se vea transparente. Colar y reservar.

Preparación de la salsa dulce de coco

Poner en un recipiente que pueda ir sobre la llama, a la taza de leche de coco incorporarle el azúcar y la sal. Cocinar a fuego medio, revolviendo constantemente hasta que la preparación espese, adquiriendo la consistencia de una salsa liviana. Es importante no dejar de revolver ya que la leche de coco es muy delicada y puede cortarse.

Anuncios

Preparación del arroz pegajoso

Salsear con la mitad de la salsa de coco, el arroz glutinoso que habías reservado. Verás que el grano absorbe totalmente la salsa, volviéndose muy pegajoso. Esta es una condición esencial que caracteriza a este sabroso postre Thai.

Emplatado

Ya describimos la forma tradicional, aquí te doy otras alternativas. Una forma muy occidental, es la que ilustra el artículo y consiste en servirla en una copa de boca ancha con pie, como las que usamos para servir helados. Respetando la clásica base de arroz, adornamos con finas rodajitas de mango y espolvoreamos con azúcar impalpable. También puede llevarse a la mesa en un plato que contendrá una esfera de arroz pegajoso y en un lado del plato las rodajas de mango, adornado con hojas de menta y semillas de sésamo. Elige tu preferido y a degustar este postre que seguro te va a seducir, por su estilo tailandés inconfundible.

  #Cocina #Alimentos