El té negro bien helado, es la forma tradicional tailandesa de tomar té. Perfumado con especias orientales y un toque de leche condensada, sobre un colchón de hielo, es dulcemente refrescante. En Tailandia se bebe a toda hora, pero se adapta también para incluirlo en la categoría de los postres. La receta original es una explosión de calorías, pero podemos llevarla a una versión dietética, como alternativa para los que están comprometidos con una dieta hipocalórica.

Esta es una versión tradicional del té Thai

  • 3 tazas de agua
  • 3 cucharadas de hojas de té negro (puede ser en saquitos si no lo consigues en la versión tradicional)
  • 4 vainas de cardamomo verde
  • 3 clavos
  • 1 anís estrellado
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de anís estrellado en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de leche condensada o si lo prefieres leche de coco
  • Mucho hielo

Preparación

Primer paso: Hervir las 3 tazas de agua a las que se incorporan las hojas del té negro.

Anuncios
Anuncios

Mantener el hervor durante 5 minutos.

Segundo paso: Apagar el fuego, agregar el anís estrellado, la vainilla, el cardamomo y los clavos. Dejar enfriar.

Tercer paso: Colar con un filtro de tela, como los que se usan para el café, de manera que se eliminen todos los rastros de impurezas.

Cuarto paso: Endulzar con las 3 cucharadas de azúcar, revolviendo hasta que se disuelva por completo. Reservar en una jarra, hasta el momento de servir.

Quinto paso: Disponer de vasos largos para servir nuestro té Thai. Colocar cubos de hielo hasta las 3 cuartas partes. Para bajar aún más la temperatura de la infusión, se acostumbra a dejar los vasos con el hielo, al menos 15 minutos en el refrigerador. Luego verter el té dejando un dedo libre hasta el borde. Como toque final, completar con leche condensada o leche de coco a elección.

Anuncios

Aunque la versión tradicional se caracteriza por la leche condensada. Listo nuestro té Thai, verás que es algo muy difícil de resistir.

Para no estropear tu dieta, puedes reemplazar el azúcar por un edulcorante y, la leche condensada por leche evaporada descremada. Solo recuerda que debe estar muy helado y muy dulce.

  #Cocina #Alimentos