El café tailandés es una exótica bebida, que se presta para acompañar platos de #Cocina Thai, o simplemente para beber solo. Es una deliciosa opción para el verano, incluso para alguna celebración con amigos.

Hay varias versiones, pero, la clásica es la siguiente

 Ingredientes

¾ de taza de café molido, de aroma y sabor intensos 

2 1/2 de tazas de agua

Cubos de hielo

Cardamomo al gusto

½ taza de nata

Azúcar al gusto

Preparación

Usando las cantidades indicadas, prepara un café como acostumbras a hacerlo. Llena los vasos que has elegido con hielo en cubitos, dejando 2 dedos libres, luego incorporas el café hasta los dos tercios.

Anuncios
Anuncios

En cada vaso, una pizca de cardamomo y azúcar a gusto, mezcla hasta combinarlo todo. Finalmente, un copete de nata batida firme. Las variantes consisten en colocar leche en polvo al momento de agregar el cardamomo y el azúcar y mezclar todo. Otra sería colocar al final la nata sin batir y como en el caso anterior mezclar el café con el resto de los ingredientes. Una variedad muy interesante es la que reemplaza el café por helado de ese sabor, probar y elegir. Listo para saborear, el inconfundible sabor asiático del café Thai.

Acompañamos con Galletitas rellenas de soja

Ingredientes

200 gramos de harina de arroz glutinoso

1 taza de pasta de porotos de soja

200 gramos de coco rallado

1 ½ taza de azúcar

½ cucharadita de sal

1 cucharada sésamo blanco (tostado y triturado grueso)

1 ½ litro agua hirviendo

Coco rallado en cantidad necesaria 

Preparación Pon la harina en un bol, haciendo un hoyo en el medio.

Anuncios

Agrega poco a poco el agua tibia mezclándola con la harina, hasta formar una masa firme que dejarás reposar. Puedes colorearla con colorantes comestibles, agregándolos a la masa y trabajar la misma hasta que el color sea homogéneo.

Mezcla 1 ½ taza de azúcar, media cucharadita de sal y el sésamo blanco.

Hierve un 1 ½ litro de agua en un recipiente cómodo, como para realizar una fritura. Formarás bolitas con la masa de harina de arroz, de aproximadamente 2.5 cm. Aplasta las bolitas formando círculos planos. Cocínalos en el agua hirviendo, las galletitas estarán listas cuando suban a la superficie. Sacarlas del agua y ponerlas sobre una bandeja espolvoreada con coco.  Poner una cucharada de pasta de soja sobre cada una. Unir los bordes para cerrarlas formando bolitas. Emplatar y terminar espolvoreándolas, con la mezcla de azúcar, sal y sésamo blanco.

  #Alimentos