El profesor Kikunae Ikeda en 1908, eligió el término Umami a partir de umai = delicioso, y mi = sabor; el término en idioma japonés ha sido la definición del llamado quinto sabor, dulce, ácido, amargo y salado, tienen hoy por hoy este quinto compañero, el Umami, que sin embargo no es distinguido por el común de las personas, se debe entrenar o mejor dicho reentrenar para sentirlo en la magnitud necesaria. El caso es que el sabor de la leche materna es nuestro primer contacto con el sabor Umami.

El glutamato fue encontrado como el producto que activaba el sabor del Umami, el caldo de las algas de kombu fue el primero en definir este sabor por Ikeda.

Anuncios
Anuncios

En las últimas investigaciones se ha llegado a conocer que activa las papilas gustativas de toda la lengua, normalmente probamos los sabores y calores con los costados de la lengua, desde ahora para degustar el quinto sabor lo haremos con la parte central y posterior incluidas.

Las amas de casa de todo el mundo cocinan con el conocido saborizante japonés, alguna vez he pensado que el llamado azafrán hindú es un glutamato también, y aquí viene otro secreto de mi cosecha, hay que echarle una cantidad exactamente igual de este saborizante, a una cantidad igual de sal, los ribonucleótidos y el glutamato son los encargados de producir esa sinergia tan agradable en nuestro paladar.

Me ha parecido genial y saludable que se rebaje la cantidad de sal en las comidas para permitirnos el redescubrir este quinto sabor delicioso del umami.

Anuncios

Las investigaciones confirman que por ejemplo las sopas rebajadas en sal con el famoso glutamato, llegan a ser muy agradables, no así las sopas o caldos que solo son bajos en sal y no llevan el saborizante.

Existe una considerable lista de #Alimentos que combinados pueden llegar al quinto sabor del Umami, si un alimento es un contenido de ribonucleótidos y el otro tiene glutamato, la suma o combinación de ambos ya no es aritmética sino es una adición geométrica intensa.

Veamos algunos alimentos que logran el Umami, sopa de pollo con cebollas chinas y col, sopa escocesa cock-a-leekie, tomate, champiñones y queso parmesano “estilo italiano”, caldo de kombu japonés, algas marinas, carnes y verduras, quesos, camarón, jamón ibérico, salsa de soja, espinaca, camarón, queso parmesano, anchoas, jamón curado, el bonito seco, carne vieja, sopa de miso, espárragos, fideos Udon o de los Soba, algunas variedades de pescados, leche materna, etc. #Moda #Calidad de vida