Desde que el científico francés Hervé This, y el físico húngaro Nicholas Curti, en 1969, implementaron el término,  la ciencia ha invadido la #Cocina, la práctica culinaria y la gastronomía, han dejado de ser un arte y ahora la han convertido en una verdadera ciencia de las moléculas.

Así tu cocina mi querida ama de casa, podrá llamarse “cocina molecular” o directamente laboratorio culinario, los conocidos batidos y licuados deberemos llamarlos, aireación o espumas, la molida de granos tomará el nombre científico de deconstrucción, las tortillas y las formas de las empanadas y bolones según la ciencia se llamarán esferificaciones,  las famosas gelatinas y flanes se han convertido en gelificaciones, y no es todo las nuevas formas, mezclas y sabores tendrán renovados bríos cuando implementes en tu laboratorio culinario el Nitrógeno líquido.

Anuncios
Anuncios

Ya se encuentran a la venta en la Internet los kits respectivos de cocina molecular,  recipientes de titanio creo que para el nitrógeno, sofisticados vasos volumétricos y me ha llamado la atención por la forma de Smartphone de los medidores del PH de los alimentos.

A excepción de los recipientes de titanio, los demás elementos tienen precios asequibles.

La cocina molecular al momento, no está tan masificada, porque se trata de una gastronomía de Autor, y los grandes chefs deciden poner en redes sociales variaciones muy distantes de sus inventos, sin embargo las pocas recetas compartidas son una ligera muestra de excelencia y sabor.

Los bolones de frutas de formas esféricas hacen una gratísima explosión de sabor en la boca, la explosión es por cuanto llevan el conocido nitrógeno líquido como elemento constitutivo.

Anuncios

 Me ha sorprendido que esta revolución haya transformado a los tallarines en  transparentes.

No debemos tener miedo si deseamos estar al último grito de la #Moda culinaria, los mismos chefs han confesado, que sus investigaciones se basan en el acierto y en el error, sobre todo las cantidades, tiempos y los pesos que deberán ser extremadamente exactos. Y finalmente recomendarles  en caso de crear un alimento exótico molecular, deberían sacar la patente lo más rápido posible. Así se va creando la Ciencia. Otro tip muy importante que casi es reglamentario es conocer que una molécula parecida de un alimento será un posible reemplazo de otro, así he probado papas cocidas en pequeños pedacitos mezcladas con piñas, manzanas, bananas y pasas se trataba de una ensalada. Los invitados dejaron limpio ese  gran recipiente.  

La revolución culinaria ya está entre nosotros, o por lo menos es la innovación, dependerá de cada quién su implementación.

 

  #Alimentos