Las torrijas son un postre típico de  España que se consumen fundamentalmente en época de  cuaresma y en  Semana Santa.

El ingrediente principal es el pan.  Son muy fáciles de preparar y además están riquísimas.

Torrijas de leche, para hacer estas torrijas vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • Pan de torrija o pan asentado del día anterior
  • ½ litro de leche
  • Azúcar blanco para cocinar y para rebozar
  • 2 huevos
  • Canela en polvo
  • Aceite de oliva suave
  • Cáscara de limón y canela en rama para aromatizar (opcional)

En un cazo ponemos la leche a calentar (sin que llegue a hervir) con 100g de azúcar. También se le puede añadir a la leche la cáscara de un limón y canela en rama para aromatizarla, aunque no creo que sea necesario en este caso.

Anuncios
Anuncios

Cuando la leche esté caliente mojamos el pan hasta que quede bien empapado.

Una vez hecho esto, batimos los huevos y ponemos un plato con azúcar y canela en polvo y otro con un papel absorbente para quitarle el exceso de aceite.

En una sartén ponemos abundante aceite de oliva y cuando esté muy caliente pasamos las torrijas por huevo y freímos. Cuando salgan las primeras se rebozan en azúcar con canela y se tapan para que cojan el sabor y voilá, ya tenemos unas torrijas deliciosas.

Torrijas de miel (estas son mis preferidas):

  • Pan de torrija o pan asentado del día anterior
  • ½ litro de leche
  • Azúcar blanco
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva suave
  • 200g de miel
  • Cáscara de limón y canela en rama para aromatizar (opcional)

Ponemos en un cazo la leche con el azúcar sin que llegue a hervir (en este momento podemos poner la cáscara del limón y la canela).

Anuncios

Remojamos el pan en la leche hasta que esté bien empapado y cuando esté bien empapado ponemos en una sartén abundante aceite de oliva y calentamos.

Mientras batimos los huevos. Cuando el aceite esté bien caliente, rebozamos las torrijas en el huevo y freímos.

Una vez fritas, ponemos en un cazo la miel y la calentamos hasta que esté bien diluida y regamos las torrijas con ella (se puede añadir un poco de agua).

Torrijas de vino y miel:

  • Pan para torrijas o pan asentado del día anterior
  • Vino dulce
  • Agua
  • Cáscara de limón y canela
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva suave o de girasol
  • Miel

Ponemos en un cazo el vino dulce con un poco de agua, con la canela en rama y la piel del limón y lo calentamos un poco para infusionar todos los aromas.

Cuando se haya calentado, colamos el vino y sumergimos las torrijas en la mezcla y las dejamos reposar.

Una vez hecho esto, batimos los huevos y rebozamos el pan.

En una sartén ponemos abundante aceite de oliva y cuando esté bien caliente freímos las torrijas y una vez fritas las reservamos y preparamos la miel.

Anuncios

En un cazo calentamos la miel  y le añadimos un poco de agua y cuando esté bien líquida empapamos las torrijas y ¡a comer!

Trucos:

Para aromatizar la leche podemos poner la piel de un limón (sin la parte blanca porque amarga) y canela en rama.

La miel la podemos diluir con un poco de agua para que sea más líquida (no os preocupéis porque luego la miel espesa).

Aporte calórico:

Las torrijas tienen un gran aporte calórico por cada 100g 250kcal, pero están tan buenas que vale la pena probarlas. #Cocina #Alimentos