Después de conocer esta receta la guardarás entre tus preferidas. Es muy fácil de hacer y no se necesita horno para realizarla. La tarta tres chocolates gusta en todas las casas y ocasiones, te puede resolver un postre tanto para una ocasión especial como para un día cualquiera.

Esta receta se puede adaptar perfectamente para celíacos e intolerantes a la lactosa, con lo cual podemos sorprender fácilmente a algún amigo o familiar que lo sea. 

Vamos a necesitar:

(Para intolerantes y celíacos utilizar ingredientes aptos)

  • 200gr de galletas "maria" sin gluten ni lactosa (en el mercadona las tienen, de marca Gullón).
  • 100gr de mantequilla (sin lactosa para los intolerantes).
  • 150gr de chocolate negro (Hacendado, sin gluten y sin lactosa).
  • 150gr de chocolate con leche. (Hacendado, sin gluten y sin lactosa)
  • 150gr de chocolate blanco. (marca Sweet William, por ejemplo)
  • 3 sobres de cuajada Royal.
  • 250ml de leche por cada capa de chocolate, un vaso aproximadamente. (Kaiku Sin Lactosa)
  • Nata líquida 35% MG (Kaiku Sin Lactosa)
  • Molde desmontable.

Comenzamos con la preparación:

  • En primer lugar vamos a hacer la base de la tarta, para ello trituramos las galletas hasta que queden lo más finas posible. Mientras, calentamos la mantequilla en el microondas, pero sólo unos segundos. Echamos la mantequilla en el recipiente de las galletas y removemos hasta que se haga una pasta (si no lo conseguimos añadimos un poco de leche), a continuación extendemos la pasta en el molde, de manera uniforme.
  • El segundo paso es preparar la capa de chocolate negro, para ello ponemos en un cacito a calentar un vaso de leche, 200ml de nata líquida, y el chocolate negro a trocitos. Ya derretido añadimos el sobre de cuajada sin parar de remover, para que no queden grumitos. Es necesario que hierva para que la cuajada haga su efecto y la mezcla quede sólida. Hecho esto, vertemos el chocolate en el molde, para que no se introduzca en la galleta nos ayudamos con una cuchara del revés.

          Las otras dos capas de chocolate siguen el mismo procedimiento, pero antes de verterlas en el molde hacemos unas líneas con un tenedor en la capa de chocolate anterior, para que se adhieran una a la otra.

Anuncios
Anuncios

Si aún no está del todo sólida espera un poco para echar la siguiente.

  • Tercer y último paso: la decoración. Una vez cuajado el chocolate, decoramos la tarta a nuestro gusto. Te dejo algunas ideas: espolvorear cacao en polvo, lacasitos, bolitas o fideos de chocolate, adornos comestibles, almendra crocanti, etc.

Si quieres hacer la receta tradicional tan sólo tienes que sustituir los ingredientes 'especiales', manteniendo las mismas cantidades.

Es recomendable dejarla reposar unas 12 horas en el frigorífico. La espera merece la pena, ¡cuanto más tiempo, más rica estará!

Enlaces relacionados: #Cocina #Alimentos