Hoy os enseñaremos una receta muy sencilla a la par que original, los pimientos asados rellenos de jamón cocido y mozzarella pueden resultar ser un entrante de lujo, también pueden servir como unos originales aperitivos si los cortamos en rodajitas y los servimos en unas mini tostas, además, su suave sabor y fina apariencia encandilará a los más pequeños de la casa.

Al cocinarlos asados en lugar de fritos, se trata de un plato bajo en calorías, ya que utilizaremos una sola loncha de jamón cocido por pimiento y una pequeña porción de mozzarella (podéis optar por mozzarella light y apenas notaréis la diferencia). A continuación os mostraremos los ingredientes que necesitáreis para preparar estos sabrosos bocados:

  • Pimientos verdes (tipo italianos)
  • Mozzarella fresca (bola)
  • Jamón cocido en lonchas
  • Orégano
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

En primer lugar, lavaremos los pimientos, les arrancaremos los tallos, para ello lo presionaremos hacia abajo y luego tiraremos de él, así conseguiremos extraer el tallo junto a las semillas.

Anuncios
Anuncios

A continuación, realizaremos un corte en vertical a los pimientos desde la parte superior y sin llegar al otro extremo, aprovechando para quitar las pocas semillas que aún pudieran tener. Ahora cortaremos la mozzarella en pequeñas lonchas y las iremos colocando en el centro de las lonchas de jamón cocido, en este paso, espolvorearemos la pimienta y el orégano para que queden impregnados en la mozarella, y posteriormente enrollaremos las lonchas sobre sí mismas. Una vez hechos los rollitos de jamón y queso, iremos introduciéndolos en los pimientos de forma que ocupen casi la totalidad del interior de los pimientos.

Ahora que ya tenemos los pimientos rellenos, le añadiremos un poco de sal fina ,los dispondremos en una bandeja apta para hornos y los rociaremos con un poco de aceite de oliva antes de introducirlos en el horno.

Anuncios

La temperatura idónea para que queden bien asados son 180 Cº y deben de estar unos 30 minutos aproximadamente en el horno. A la mitad del proceso, podemos darle la vuelta a los pimientos para que se cocinen de manera uniforme. Una vez terminados, servir enteros o cortados en rodajitas sobre pan o unas mini tostas, os sorprenderá lo sabrosos que resultan y la suavidad de su interior. ¡Buen provecho! #Cocina #Alimentos #Calidad de vida