Este plato es originario de la #Cocina asturiana, se hace con filetes de ternera extra grandes, pero si lo preferimos lo podemos sustituir por pollo o cualquier otra carne.

Para esta receta vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 2 filetes de ternera grandes o una pechuga de pollo abierta
  • Jamón serrano o york
  • Queso tipo havarti o tranchetes o cualquiera que os guste (sin lactosa)
  • 2 huevos
  • Harina de trigo (los celíacos se pueden saltar este paso)
  • Pan rallado (sin gluten)
  • Aceite de girasol
  • Sal
  • Pimienta

Primero, ponemos los filetes en una superficie plana y con la parte posterior de un cuchillo los ‘marcamos’ para ‘ablandarlos’ y facilitar así, su posterior fritura.

Anuncios
Anuncios

Cuando los hayamos ‘marcado’ los salpimentamos al gusto y procedemos a rellenarlos con el jamón serrano y el queso.

Sobre uno de los filetes comenzamos poniendo las lonchas de jamón serrano (o york), asegurándonos que cubren bien toda la superficie.

Repetimos el mismo proceso con las lonchas de queso (tranchetes, havarti, queso curado).

Una vez hayamos hecho esta elaboración, cogemos el otro filete y lo ponemos encima, (tiene que ‘tapar’ el relleno) procurando que no se nos salga por los bordes.

En un recipiente cascamos lo huevos y los batimos con un tenedor.

En una bandeja ponemos la harina y en otra el pan rallado, para facilitar el manejo del ‘cachopo’.

Ponemos abundante aceite de girasol en una sartén grande (a fuego bajo- medio) para que vaya cogiendo calor.

Mientras tanto, rebozamos el ‘cachopo’ en harina (con mucho cuidado), lo pasamos por el huevo batido y lo empanamos con el pan rallado (que esté bien cubierto por todos lados).

Anuncios

Dejamos reposar nuestro filete con sorpresa en una bandeja, hasta que el aceite esté lo suficientemente caliente.

Cuando el aceite esté caliente echamos el ‘cachopo’ y dejamos que se fría por ambos lados alrededor de 7 minutos.

Una vez se haya frito, lo retiramos a una bandeja (previamente cubierta con papel absorbente para quitar el exceso de aceite).

Lo podemos acompañar con pimientos fritos, patatas panaderas o una ensalada…

Trucos:

El relleno puede variar según el gusto de cada persona, el queso ‘brie’ y el lomo embuchado funcionan fenomenal, al igual que la sobrasada y un queso tierno.

Si optamos por el pollo a mí me gusta rellenarlo de york y queso tipo tranchetes y acompañarlo con esta salsa de almendras.

A los celíacos no recomiendo que usen harina de maíz porque puede quedar algo duro.

El aceite tiene que ser abundante y tiene que estar muy caliente para que se fría bien.

Hay que manipular el ‘cachopo’ con cuidado porque se nos puede desmontar.

Aporte calórico:

Este plato es el rey de las calorías, pero os aseguro que está delicioso y al menos una vez en la vida, hay que probarlo. #Alimentos