Los pinchitos (porciones de carne ensartadas en un pincho) se han extendido a lo largo y ancho de toda la Península Ibérica, se sirven en multitud de bares y restaurantes, y se pueden comprar, ya preparados, en carnicerías y supermercados. Sin embargo, se suele caer en el error de denominar "pinchitos morunos" a casi cualquier carne aliñada (incluída la de cerdo) y servida en pincho. La rápida propagación de esta preparación culinaria en España ha provocado que el aliño original se haya ido difuminando con el tiempo.

Los pinchitos morunos tienen su origen en el norte de África y la clave de su preparación radica en las especias que se utilizan.

Anuncios
Anuncios

Allí, normalmente utilizan carne de cordero, ternera, y en menor medida, de pollo. Nosotros los realizaremos con pechuga de pollo, aunque también podéis probarlos con cordero, ternera e incluso cerdo (sus creadores nunca lo preparían con esta carne por razones obvias). Una vez los probéis, os sorprenderá su gran sabor y podréis comprobar que nada tienen que ver con los del supermercado...

Hemos optado por prepararlos con pechuga de pollo por que es una carne económica, además, si compramos las pechugas enteras para filetearlas, podremos aprovechar los recortes. A continuación os mostraremos los ingredientes necesarios para preparar estos pinchitos morunos, la mayoría de las especias son bastantes comunes, si os faltan alguna, os compensará la pequeña inversión inicial, pues os darán bastante juego.

Anuncios

Ingredientes:

  • 1/2 kg de pechuga de pollo
  • cilantro fresco
  • un limón
  • cuatro dientes de ajo
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • una cucharadita de comino
  • una cucharadita de jengibre molido
  • una cucharadita de cúrcuma molida
  • una cucharadita de azafrán (colorante alimentario)
  • una cucharadita de azúcar
  • sal
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva
  • pinchitos de madera o metal

El primer paso será cortar las pechugas en trozos de un tamaño medio o pequeño, a gusto del consumidor, teniendo en cuenta que luego los ensartaremos en los pinchitos. A continuación salpimentaremos la carne y la reservaremos en un recipiente.

Para elaborar el aliño, necesitaremos un vaso o recipiente apto para la batidora de mano. Ahí añadiremos una cantidad generosa de cilantro, el zumo de medio limón, los ajos, el resto de las especias y el azúcar. Por último, regaremos la mezcla con aceite de oliva, no hay que añadirle demasiado, solo lo justo para que nos facilite la trituración. Ahora, utilizaremos la batidora de mano hasta obtener un aliño homogéneo y sin grumos.

Por último, añadiremos todo el aliño a la carne, cerraremos el recipiente y guardaremos la carne aliñada en el frigorífico. Antes de cocinarlos, recomendamos, como mínimo, dejar macerar la carne durante 24 horas. Una vez transcurrido ese tiempo, la carne habrá adquirido el sabor que buscamos. Para cocinarlos, una vez ensartados en los pinchos, lo ideal es hacerlos en una barbacoa aunque en una simple sartén también resultarán deliciosos. ¡Buen provecho! #Cocina #Alimentos #Calidad de vida