Unas típicas y sosas magdalenas se pueden convertir en un exótico pastelillo si quieres. Hoy os traemos una receta con un toque asiático: Magdalenas de jengibre con licor de naranja. Cuando vuestros invitados prueben estos bizcochitos se chuparán los dedos, sin lugar a dudas.

Ingredientes: (Para 12-24 unidades aproximadamente)

50 gramos de jengibre confitado

1 cucharada de levadura en polvo

Media cucharadita de bicarbonato

Una pizca de sal

100 gramos de azúcar

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

La ralladura de una naranja

1 huevo

2 cucharadas de jengibre en polvo

4 cucharadas del zumo de una naranja recién exprimida

3 cucharadas de licor de naranja

175 gramos de harina

Un chorrito de colorante alimentario

250 gramos de azúcar lustre

Un poco de mantequilla y harina para untar al molde de horno

Elaboración:

Antes de nada, debemos poner a calentar el horno a una temperatura de 180 grados.

Anuncios
Anuncios

Cogemos unos moldes para magdalenas y los untaremos con mantequilla y espolvoreamos con harina, para que no se peguen cuando se metan al horno. También podemos poner moldes de papel en vez de moldes de horno.

Mientras se calienta el horno, preparamos la mezcla. Picamos muy finamente 50 gramos de jengibre confitado y lo echamos en un bol. Agregamos 175 gramos de harina, media cucharadita de bicarbonato, una cucharada de levadura en polvo y una pizca de sal. En otro cuenco, echamos 100 gramos de azúcar junto con 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y lo mezclamos hasta que tome consistencia de espuma. Agregamos la ralladura de una naranja, un huevo, una cucharada de jengibre en polvo, dos cucharadas de zumo de naranja recién exprimido y 1 cucharada de licor de naranja. Incorporamos la masa de harina que habíamos hecho antes y mezclamos todo bien con unas varillas.

Anuncios

Llenamos todos los moldes con esta masa, un poco más de la mitad, para que cuando suban en el horno no rebosen. Meter todos los pequeños moldes en el horno de 15 a 25 minutos, dependiendo del tamaño de los moldes. Debemos ir comprobando hasta que estén doradas, que será cuando estén listas. Los sacamos del horno y dejamos que reposen unos 5 o 10 minutos y entonces desmoldamos. Apartamos para que se enfríen.

Para el glaseado, en un bol incorporamos 250 gramos de azúcar lustre, una cucharada de agua, dos ducharadas de licor de naranja, dos cucharadas de zumo de naranja recién exprimido y una cucharada de jengibre en polvo. Mezclamos todo hasta que quede espeso. Reservamos un poco en un cuenco a parte y añadimos dos o tres gotas de colorante alimentario. Removemos hasta que tome color. Echamos el glaseado a las magdalenas por encima y adornamos con dibujos o letras asiáticas con el glaseado coloreado. También podemos decorar con unas habichuelas de golosinas de color naranja, ralladura de naranja o lo que a usted se le ocurra. Aquí entra el juego la diversión e imaginación. #Facebook #Google #Cocina