La receta de hoy puede conducirnos al delirio. Os traemos el paso a paso para la elaboración de este postre italiano que es el tartuffo.

Ingredientes: (Para 6 comensales)

250 gramos de crema de leche

200 gramos de azúcar

7 yemitas de huevo

2 cucharadas de licor de almendras (Amaretto)

Medio litro de leche

1 vaina de vainilla

100 gramos de cobertura de chocolate amargo

150 gramos de cobertura de chocolate con leche

12 almendrados pequeñitos

30 gramos de crocanti (opcional)

Elaboración:

Lo primero que haremos será abrir la vaina de vainilla de arriba a abajo con la ayuda de un cuchillo y raspar el interior de ésta. La vaina le dará un sabor delicioso al dulce.

Anuncios
Anuncios

Pondremos un cazo al fuego en el que echaremos lo que hemos raspado de la vaina, la vaina de vainilla, medio litro de leche y 250 gramos de crema de leche.

A continuación, echaremos siete yemas de huevo en un bol y las batiremos junto con 200 gramos de azúcar, hasta que quede como una crema. Una vez batidas las yemas con el azúcar, le agregaremos la mezcla de leche caliente que hicimos anteriormente y echaremos todo junto al cazo. Esta vez quitamos la vaina de vainilla y removemos a fuego suave. Tenemos que remover hasta que la mezcla quede espesa y no dejaremos que hierva.

Buscaremos un colador y colaremos la crema que hemos hecho. Dejamos que se enfríe. Mientras se va enfriando la movemos de vez en cuando. Cuando la crema se haya enfriado la pasamos a un bol metálico y lo introducimos en el congelador.

Anuncios

La primera hora que pase en el congelador la debemos remover varias veces (El helado de vainilla también se podría preparar en una heladera, si dispone de ella).

El siguiente paso será rociar 12 almendrados pequeños con el licor de almendras (Amaretto). Sacaremos el helado de vainilla y haremos unas 12 bolitas, ayudándonos con una cuchara o un vaciador. Cogeremos los almendrados e iremos introduciéndolos uno a uno en cada bolita de helado, tapando el hueco que quede con más helado. Pasaremos las bolas de helado a una bandeja a la que habremos puesto papel transparente film, y las metemos al congelador durante 2 horas como mínimo.

Ahora pasamos a utilizar las coberturas de chocolate. Partimos los 100 gramos de cobertura de chocolate amargo y los 150 gramos de cobertura de chocolate con leche y las fundimos en un cazo al baño María. Sacaremos las bolas de helado de vainilla del congelador (se habrán debido quedar 2 horas como mínimo) y las aguantamos sobre el cazo donde está el chocolate, ayudándonos de una espumadera. Cogemos una cuchara y echamos muy rápidamente el chocolate por encima del helado.

Por último, cubrimos las bolitas con 30 gramos de crocanti, esparciéndolo desde arriba (opcional). Las volvemos a pasar a la bandeja y a meter en el congelador, esta vez unas 5 horitas. A la hora de servir se puede decorar con un poco de nata. #Facebook #Google #Cocina