Si eres amante del queso y te atreves con la lima... este explosivo pastel es para tí. La mezcla de estos dos sabores hace de este dulce una delicia. El pastel de queso y lima es para paladares exigentes y atrevidos. Te ayudamos a prepararlo:

Ingredientes: (Para 4 comensales)

250 gramos de galletitas (Digestive o alguna parecida)

150 gramos de azúcar

350 gramos de crema de queso

2 huevos

2 limas

6 hojas de gelatina neutra

100 gramos de mantequilla

300 gramos de nata líquida

Elaboración:

Buscamos un cazo y lo ponemos al fuego, echamos 100 gramos de mantequilla y la dejamos hasta que se derrita. Cogemos 250 de galletas y las metemos en una bolsa de plástico, las aplastamos hasta que queden bien picadas o utilizamos una picadora.

Anuncios
Anuncios

Echamos las galletas molidas a un cuenco y agregamos la mantequilla anteriormente derretida.

Removemos todos estos ingredientes juntos hasta que se forme una masa homogénea. Cogemos un molde (que sea desmontable) y lo forramos con papel film transparente. Echamos la masa que hicimos de galleta y mantequilla al fondo del molde.

Metemos el molde con la pasta de galletas en el frigorífico durante unas dos horitas. Mientras la pasta de galleta va endureciendo en la nevera seguimos preparando el pastel.

Cogemos un bol, agregamos 150 gramos de azúcar y 350 gramos de crema de queso y removemos bien. Incorporamos dos huevos (previamente batidos) y la ralladura de dos limas. Removemos todo bien con unas varillas. Deberemos conseguir una mezcla muy suave y fina.

A continuación, en un cuenco con agua metemos las seis hojas de gelatina neutra, las remojamos y escurrimos.

Anuncios

Buscamos un cazo y lo ponemos a fuego lento, donde echaremos el zumo de dos limas. Una vez el zumo esté caliente, incorporamos las hojas de gelatina, donde se disolverán. Una vez disueltas, agregamos esta mezcla a la crema de huevo y queso que hicimos anteriormente.

En un cuenco, montaremos 300 gramos de nata líquida, la cual incorporamos a la mezcla anterior. Remover y echarlo al molde que habíamos introducido en la nevera. La superficie debe quedar bien lisa.

Finalmente, meter en la nevera durante unas 3 o 4 horitas. Hasta que esté totalmente cuajado.

Consejo: Para servir el pastel con una bonita presencia, un rato antes de servirlo, se aconseja desmoldarlo, quitar el papel de film y adornarla con unos gajitos de lima y varias hojas de menta. #Facebook #Google #Cocina