Seguro que más de uno de vosotros, conocéis el delicioso croissant y sus variantes más conocidas ya sean dulces, saladas, o "modificadas" con todo tipo de rellenos. Así como estoy segura de que, habéis disfrutado de ellos, en más de una ocasión.

¿Cuán os gustan los croissants? ¿Conocéis su verdadera procedencia? De siempre se ha dicho que son de origen francés. Nótese también por la pronunciación sofisticada del mismo. Pero no, la realidad aún se ha trasladado con más lejanía…Pero todo ello tiene su propia historia.

Comencemos…

Como bien sabemos, el croissant se elabora con una pasta que lleva una base de feuilleteé (o también más conocida como ‘’hojaldre’’) seguidamente de sal, harina, mantequilla y levadura por ello es que se conoce por su masa consistente y su increíble textura.

Anuncios
Anuncios

El nombre croissant traducido del francés al español, significa "creciente". Aunque es cierto que en otros lugares, también se les llama "medias lunas". Ya que de esta encantadora masa nació una leyenda que con el paso de los años ha ido cogiendo más peso, haciéndola así más verídica pasados los años.

Nos remontamos al año 1683 cuando los soldados de por aquél entonces el visir Kara Mustafá hicieron una propuesta significativa de realizar la conquista de Viena. Lo cual daría lugar a una gran conversión, siendo la segunda gran capital del imperio, todo ello después de Constantinopla.

Fueron varios los intentos que han obtenido impedimento, con lo que, ellos mismos tomaron decisión de excavar por debajo de las murallas que ayudaban a rodear Viena y protegerla, pues su intención era asaltarla a como dé lugar.

Anuncios

Pero ellos no esperaban la sorpresa, de encontrarse con panaderos que se encontraban trabajando a altas horas de la noche, quienes fueron lo que avisaron al señor Leopoldo I de las excavaciones que los soldados se encontraban realizando con sus malas intenciones.

Después de obtener esta gran victoria contra los invasores. En agradecimiento estos obsequiaron con una masa en forma especial de media luna, la cual por aquél entonces le pusieron el nombre de kipferl (que en alemán significa creciente). Lo cual hacía de burla simulando la bandera turca.

Una leyenda en boca de tantos…

La cual ha obtenido mucha controversia y suscitación. Y después vino la incorporación del kipferl en Francia.

Lo cual hizo que muchos aseguraran que con el aclamado enlace de María Antonieta de Austria con el Rey Luis XVI de Francia en el  año 1770 comenzara a anhelar el tan codiciado kipferl en sus aposentos y ordenó que sus pasteleros lo elaboraran. Años después pasaría a ser uno de los dulces más exportados del mundo.

Anuncios

La historia recoge diferentes leyendas y anécdotas sobre el croissant. Pero, se cuenta con mayor seguridad que su verdadera procedencia reside en la encantadora ciudad de Viena.

Además, los mayores degustadores del mismo, recomiendan, que no solo se puede saborear y disfrutar de forma dulce sino que, hay diferentes formas de deleitarnos con el… Entre ellas, rellenarlo de jamón y queso así mismo como acompañarlo con un espumoso café. ¡Delicioso! #Historia antigua #Alimentos