¿Sabías que la mayoría de las hamburguesas que comes en cualquiera de las dos grandes y famosas franquicias de cómida rápida no suelen bajar de las 500 Kcal? Y si a eso le añades unas patatas fritas, refresco y de postre un helado... Por no hablar del exceso de sal y otros añadidos, ya puedes prepararte para sudar si quieres quemar esas calorías.

Si prefieres comer unas hamburguesas más saludables y mucho más sabrosas, os enseñamos a hacerlas con una receta sencillísima. Los ingredientes que vas a necesitar son los siguientes:

  • 1/2 kg de carne picada de pollo. Si la prefieres mixta (de ternera y cerdo) no hay problema.
  • 1 cucharada de pimentón dulce.
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida.
  • 1 cucharada de sazonador para pinchitos (lo puedes encontrar en cualquier supermercado, el que hemos usado en esta receta estaba compuesto por sal, cúrcuma, pimienta, jengibre, cominos, ajo y azúcar)
  • 3 dientes de ajo
  • 6 ramitas de cilantro. El cilantro le da un sabor muy especial pero si no tienes en casa, puedes sustituirlo por perejil.
  • El jugo de 1/2 limón que no sea muy grande.

Lo primero será poner la carne que hemos comprado ya picada en nuestra carnicería o en el supermercado en un bol o tupper, a continuación picamos muy fino el cilantro y el ajo para añadirlo a la carne.

Anuncios
Anuncios

Lo siguiente será ir añadiendo el pimentón, la pimienta, el sazonador y por el último el jugo de limón, como ya hemos mencionado, bastará con el zumo de medio limón pequeñito. Añadimos sal al gusto y mezclamos todos los ingredientes bien en la carne.

Hay gente que utiliza pan rallado o yemas de huevo para darle más consistencia a la carne pero en nuestra receta no añadiremos nada, ya que distorsionará el sabor y hará que resulte más pesada.

Una vez mezclado todo, lo dejamos en la nevera unas horas o incluso un día entero, para que se mezclen bien los sabores.

Para que la carne se manipule mejor, amasa la mezcla con tus propias manos para que la carne se asiente.

Una vez hecho esto, hacemos una bolita de carne según el tamaño y el grosor que queramos que tengan nuestras hamburguesas, vamos poniendo las bolas de una en una sobre papel film, encima de una superficie plana y bien con las manos o con una espumadera vamos aplastando la carne y dándole la forma de la hamburguesa.

Anuncios

Con el papel film podemos ir cerrándolas una a una y congelar las que no vayamos a consumir. Una vez preparadas, podemos cocinarlas a la plancha o en una barbacoa. Para finalizar la podemos comer dentro de un buen pan, con lechuga, tomate y una loncha de queso.

Una hamburguesa casera es mucho más económico además de saludable, pruébalas y repetirás... #Cocina #Alimentos #Calidad de vida