En el artículo de hoy vamos a hablar de una sencilla receta: Brócoli gratinado con bechamel. Una buena forma de disimular éste alimento para ayudar a que se lo coman los más pequeños de la casa.

Hay que saber que el brócoli es rico en nutrientes. Una ración de cien gramos nos proporciona el toda la dosis diaria de vitamina C recomendada. También tiene mucha vitamina K, vitaminas B, hierro, cromo, zinc...

Es un alimento que entre otras cosas, nos va a reducir el riesgo de padecer un cáncer, tiene muchos antioxidantes, nos ayuda a desintoxicar nuestro organismo, nos va a fortalecer la salud de los huesos, la cardiovascular y nos bajará el colesterol entre otras cosas. Cómo podemos ver, es un alimento muy sano y completo.

Anuncios
Anuncios

Hay que reconocer que algunas veces, hay recetas fáciles que son igual de ricas que otras muchas más elaboradas.

Ingredientes para nuestra receta:

-Brócolis grandes

-1/2 litro de leche

-30 gramos de mantequilla

-2 cucharadas grandes de harina de trigo

-Un poco de nuez moscada

-Un poco de pimienta blanca

-150 gramos de queso rallado

-Agua

-Sal

Así elaboraremos nuestro plato:

- Pondremos una cazuela a fuego medio con agua, sazonándola al gusto. En el momento en el que rompa a hervir añadiremos el brócoli. Debe estar más o menos unos 12 minutos. Hay que fijarse en si el brócoli queda totalmente cubierto por el agua, ya que en caso contrario deberemos ir dando vueltas al brócoli de forma de que quede igual de cocido por todos lados.

- Cuando hayan pasado los doce minutos de coción, retiraremos el brócoli y una vez escurrido lo reservaremos.

Anuncios

- Tras ésto, prepararemos nuestra bechamel. Para ello, pondremos una sartén a fuego medio y echaremos la mantequilla. Una vez se haya derretido, echaremos la harina, removiéndola para que quede bien mezclada. Cuando hayamos removido dos minutos aproximadamente añadiremos la pimienta, la nuez moscada y sazonaremos a nuestro gusto, pero sin dejar de darle vueltas a la bechamel. Seguiremos hasta ver que se ha espesado, y cuando rompa a hervir la tendremos ya lista, por lo que la retiraremos.

- En una bandeja para horno colocaremos el brócoli, echando sobre él la bechamel hasta que quede totalmente cubierto. Ahora tan sólo pondremos el queso sobre nuestro plato y lo introduciremos al horno, a 180º, durante unos 12 minutos y ya tendremos nuestro brócoli preparado.

¿Que aproveche! #Cocina #Alimentos #Calidad de vida