Que la comida japonesa está de moda es una realidad. Suele ser una comida bastante diferente a la mediterránea a la que estamos acostumbrados, por lo que nos suelen resultar platos exóticos, con bastante éxito entre la ciudadanía. Además es una comida ligera y nutritiva que sabe intensificar mucho el sabor de los #Alimentos, por lo que si te gusta la comida japonesa, te encantará aprender a cocinar diversos platos de esta cultura.


INGREDIENTES PARA ELABORAR NUESTRA RECETA (está calculada para tres personas):


1/2 kg de solomillo
0,1 l. de salsa teriyaki (la elaboraremos nosotros también)
125 gr. de champiñones
Aceite (mucho mejor si es de oliva)
Salsa de soja


PREPARACIÓN:

En primer lugar, si no lo tenemos ya, deberemos de cortar nuestro solomillo a tacos no demasiado gordos. Una vez cortados, deberemos macerarla con la salsa teriyaki un par de horas. Cuando haya macerado bien, separaremos la carne de la salsa.

A continuación troceamos nuestros champiñones y los salteamos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez listos, los dejaremos reposar un poco. Mientras tanto, deberemos añadir de nuevo un poquito de aceite, eso sí, si los champiñones han desprendido mucho caldo, es muy aconsejable secar bien la sartén, porque si no la carne se cocerá, y no es nuestro objetivo. Ahora, tras haber añadido ese pelín de aceite, ahora pondremos la carne, a fuego intenso (vuelta y vuelta). Cuando esté lista, la dejaremos reposar al igual que hicimos con los champiñones.

Ahora, lo que debemos hacer es verter el sobrante que deberemos tener de la salsa que utilizamos anteriormente para macerar el solomillo, con un poco de salsa de soja hasta que se caramelice y espese. Cuando tengamos la salsa ya lista, añadiremos los tacos de solomillo y los champiñones, durante un par de minutos (realmente, éste paso va a gusto del consumidor).


Si queremos hacer la salsa teriyaki de forma casera en lugar de comprarla y que de ésta forma podamos decir que nuestra receta es 100% casera, deberemos elaborarla de la siguiente manera:


Neceistaremos para ello:

75ml de salsa de soja
Vinagre (dos cucharadas)
Azúcar, preferiblemente moreno (dos cucharadas)
Ajo picado (dos dientes)
Jengibre en polvo (dos cucharadas de café)
Almidón de maíz (una cucharada)
Aceite de sésamo (una cucharada de café)
Agua (alrededor de dos cucharadas)

Ahora basta con batir todos éstos ingredientes bien, hasta tener nuestra salsa lista. Es recomendable ponerla a hervir para reducirla y espesarla, ya que con carnes se utiliza más de ésta manera. Cómo podéis ver, es muy sencilla de preparar.

¡Buen provecho!