La receta de hoy: Brazo de gitano al chocolate blanco. Increíblemente delicioso. A continuación dejamos la receta de este dulce manjar.


Ingredientes: (para 4 comensales)


100 gramos de azúcar
4 huevos
25 gramos de cacao en polvo (de sabor amargo)
1 cucharadita de levadura en polvo
Un chorrito de aceite de oliva
100 gramos de harina
200 gramos de chocolate blanco
2 hojas de gelatina
300 mililitros de nata
Un puñado de cacao en polvo
100 gramos de grosellas


Elaboración:


Lo primero que haremos será dejar remojando en agua fría las dos hojas de gelatina. Mientras se van remojando las hojas de gelatina cogemos un cazo y lo ponemos al fuego, al baño María. Echamos en el cazo cuatro huevos y 100 gramos de azúcar. Removemos hasta que quede una consistencia cremosa. Apartamos el cazo del baño María y añadimos una cucharadita de levadura, 100 gramos de harina y 25 gramos de cacao en polvo de sabor amargo. Mezclamos con suavidad.

Forramos un molde de horno con papel vegetal o de horno y echamos la mezcla que hemos preparado dentro del molde. Introducimos al horno, previamente calentado, durante unos 10 o 15 minutos, a unos 180 grados de temperatura. 

Una vez hayan pasado los 10 o 15 minutos y el bizcocho esté listo, se saca del horno y se desmolda sobre un paño húmedo. Enrollamos el bizcocho y lo apartamos hasta que se haya enfriado.  

Mientras vamos preparando la crema de chocolate blanco. Cogemos un bol y echamos 100 mililitros de nata (previamente calentada), troceamos el chocolate blanco y lo agregamos. Dejamos que se derrita el chocolate con el calor de la nata. 

Ahora, escurrimos las dos hojas de gelatina que dejamos en remojo al principio de la receta. La echamos a la mezcla de la nata y el chocolate blanco. Hasta que se disuelvan bien. Apartamos hasta que se haya enfriado. Mientras montamos los 100 mililitros de nata que nos ha sobrado. Una vez fría la mezcla agregamos la nata montada. 

A continuación, desenrollamos el bizcocho que ya estará frío, y le echamos la crema de chocolate blanco, las grosellas (dejando varias para decorar al final) y lo enrollamos otra vez, con mucha suavidad.  #Cocina

Finalmente, lo metemos en la nevera para que enfríe todo. A la hora de servir debe estar fresquito. Decorar con el cacao en polvo y unas grosellas.