Aparte de regentar durante más de 25 años, el restaurante "El Bulli" desde sus cocinas, Ferrán Adríà, ese grande de los fogones, ha publicado varios libros sobre gastronomía, ha sido ganador de grandes premios a lo largo de su carrera, ha innovado en la #Cocina de diseño y creado tendencias entre las nuevas generaciones.



Ahora, ya desvinculado del restaurante que tanto tiempo tuvo, y que cerró hace unos cuatro años, este gran chef se ha embarcado en otro de sus infatigables retos. Llevar la imágen y los conceptos de innovar a las pequeñas y medianas empresas, para la mejora en sus prestaciones y beneficios hasta el país de Perú.



"Auditando el proceso creativo", es la nueva iniciativa de Adrià, y que ayer inauguró en dicho país. Este sábado pasado, lo hizo con una estación de internet móvil a 40 kilómetros de Cuzco, yendo como embajador de la Fundación Telefónica y aprovechando la estancia de seis días, que el chef tendrá en Perú.



En estas charlas que impartirá a las pymes, dará su punto de vista como empresario en su larga trayectoria. Como hacer rentable un negocio, cómo fue su restaurante en su momento, y las posibles ideas y cambios, que conlleva el tener un negocio, que necesariamente, se debe innovar y resultar creativo para asegurar el futuro de la empresa en sí.



El experto culinario, afirma, que esta exposición no es en sí artística, sino que es de estudio. En ella, ha incluido numerosos vídeos, dibujos, aplicaciones interactivas e incluso animaciones. Todos estos medios, muy atrayentes para poder centrar la atención de los asistentes.



También el chef insiste, en que esta exposición, no está exclusivamente dirigida al sector gastronómico, sino a toda aquella pequeña empresa, que desee mejorar, basándose en estas bases que Adrià expone estos días. Muchos son los que ven en el cocinero, un ejemplo a seguir, no solo ya en su aspecto como chef, sino en su visión como empresario, considerado como un "capo" de la gastronomía y los negocios, por las nuevas generaciones. #Emprendedores