Durante los meses de verano, solemos salir a comer con más frecuencia fuera de casa, y a veces el tiempo que empleamos para hacer la comida es más limitado. A pesar de ésto, debemos continuar con una dieta sana y equilibrada, con unos niveles adecuados de calorías y nutrientes. Para ello no hay que descuidar la ingesta de vegetales.


Las ensaladillas son muy prácticas en éstos meses de verano, ya que es un plato refrescante, lo cual resulta bastante apetecible en días de calor y son rápidas de preparar. Doscientos gramos de ensaladilla rusa, que podría equivaler a una ración, tiene tan sólo unas 255 kcal, lo que hace de éste alimento sea realmente ligero.


Pese a su ligereza, es una fuente rica en vitaminas, fibra y minerales. La combinación de todos sus compuestos (judias verdes, guisantes, zanahoria...) hace de la ensaladilla un alimento muy saludable.


Algunos de sus ingredientes son:


- La zanahoria es extremadamente rica en vitamina A, que junto al caroteno (transforma en vitamina A en nuestro organismo y así es almacenado), hacen de éste alimento una buena fuente nutricional. Además, ofrece numerosos beneficios y propiedades curativas para el ser humano, especialmente reduce el riesgo de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.


- La patata es rica en hidratos de carbono complejos, que nos ayuda a mantener bien los niveles de azúcar en la sangre. También tienen un alto contenido de potasio y de vitamina B6.


- La judía verde es rica en potasio y agua. Ayuda al colesterol y el estreñimiento gracias a su fibra. Nos ayuda a eliminar líquidos y previene la obesidad, además de su contenido en vitaminas.


- Los guisantes son beneficiosos para el sistema nervioso, ricos en fósforo y potasio. Además, son una buena fuente de proteínas e hidratos de carbono.


Ejemplo de preparación de una ensaladilla:


- Primero pelamos las patatas, y las lavamos bien junto a las judías verdes y la zanahoria.


- Cocemos bien los ingredientes recién lavados en una olla exprés unos 5 minutos.


- Cocemos unos huevos durante un cuarto de hora.


- Las hortalizas ya cocidas, las colamos, aliñamos y las dejamos que se enfríen.


- Añadimos a las hortalizas los guisantes bien lavados y escurridos.


- Picamos el huevo duro junto a un poco de atún y lo añadimos a las hortalizas.


- Aliñamos todo, y cuando esté todo bien mezclado, añadimos mayonesa al gusto.
#Cocina