Todas las personas que siguen una dieta o rutina fitness se privan de muchos caprichos golosos debido a que el azúcar y la bollería suelen aportar muchas calorías vacías a nuestro cuerpo, nada recomendables para una vida saludable. Pero no por ello no podemos comernos una tarta, hay diversos pasteles, bizcochos, etc. fitness bajos en calorías, sin azúcar y con los nutrientes y proteínas necesarios para que comer sano sea un poco más dulce.

La tarta que os presento hoy se podría decir que es una versión saludable de la tarta de queso común, para mi gusto mucho más sabrosa y ligera, ideal para un buen desayuno si le añadimos algo de fruta como arándanos o fresas por encima. ¡Umm! ¡Deliciosa!.

Aquí os dejo la receta para que podáis probar este saludable pecado.

Tiempo: 30 min

Dificultad: Fácil



INGREDIENTES:

Para la base:

  • 100g Harina de trigo (si no tenéis podéis triturar con la batidora los cereales de trigo hasta que quede en polvo)
  • 2 cucharadas de cereales de trigo enteros
  • 50gr Harina de almendras (podéis hacerla de igual forma que la avena)
  • 1 huevo entero y 4 claras
  • Stevia al gusto (yo le eche un chorrito)
  • Canela al gusto (yo le eche una cucharada)

Para la crema:

  • 500ml leche de soja light
  • 1 sobre de gelatina en polvo (preferiblemente sin sabor)
  • Canela al gusto (yo le eche una cucharada)
  • 1 corteza de naranja
  • Stevia al gusto (yo le eche un chorrito)
  • 2 cacitos de proteínas sabor tarta de queso, vainilla o la que tengáis
  • 125ml queso fresco 0% batido desnatado (yo use la del Mercadona)

PREPARACIÓN:

Para hacer la base debemos mezclar todos los ingredientes de esta en un bol hasta que quede una pasta espesa, la cual extenderemos con las manos uniformemente a lo largo de un molde de horno (es aconsejable que sea de silicona para poder desmoldarlo más fácilmente, sino lo tenéis no pasa nada se puede hacer bien en uno normal).

Lo metemos en el horno a unos 200ºC durante aproximadamente 15 o 20 minutos, hasta que lo veáis que este consistente. Se saca del horno a enfriar.

A continuación hacemos la crema. Podemos ir haciéndola mientras que está en el horno la base. Ponemos en una olla los 500ml de leche de soja light, el queso y la corteza de naranja a calentar a fuego lento y removemos despacio.

Una vez diluido el queso añadimos la canela, el Stevia y las proteínas y removemos nuevamente durante unos 6 minutos para que se unan los ingredientes y se caliente.

Una vez caliente vertimos la gelatina en polvo sin parar de remover por al menos 2 minutos. Una vez todo mezclado sacamos la corteza de naranja y volcamos la crema sobre la base de galleta.

Lo dejamos enfriar unos 20 minutos a temperatura ambiente y más tarde la metemos en el frigorífico durante unas 4 h (yo lo deje toda la tarde).

¡¡¡Voila!!! Ya podemos probar nuestra deliciosa tarta fitness, espero que os guste. ¡¡A disfrutarla!!

OPCIONAL:

Si queréis podéis añadirle frutas del bosque, platano, arándanos, fresas o la fruta que os guste e incluso hacerla mermelada o chocolate desgrasado.

Para esta última opción solo tendríais que diluir el chocolate en polvo en muy poca cantidad de agua (un chorrito) de forma que quede espera y echársela por encima al comerla o ponérsela por encima a la tarta ya gelatinosa y dejarla enfriar para que forme una capita de chocolate.



#Obesidad #Cocina #Gimnasia