Si lo que deseas es triunfar en la repostería, sigue estos consejos y tendrás el éxito asegurado.


- Si tienes que batir claras de huevo espera hasta que tengas que echarlas a la mezcla. Las claras no aguantan mucho tiempo batidas.
- Si necesitas saber la temperatura de un horno y éste no tiene termostato haz lo siguiente: enciende el horno durante 10 minutos y mete un papel en blanco. Si casi no amarillea es que el horno está a temperatura media, si se vuelve un poco marrón está caliente, y si se pone negro está muy caliente.
- Para que las claras a punto de nieve sean más estables y fáciles para trabajar, añade un chorro de limón y una pizca de azúcar glas a las claras de huevo al batirlas (se puede cambiar el limón por sal).
- Para conseguir un bizcocho ligero y al punto, debes siempre precalentar el horno 10 o 15 minutos antes de introducir el bizcocho al horno. Cuando esté cocido déjalo que enfríe 5 minutos en el horno.
- Cuando se extiende un pasta con el rodillo para hacer pasteles, hay que extenderla en pequeños trozos, no aprietes muy fuerte y girando el rodillo. Así quedará más ligera.
- Para que el bizcocho no se dore demasiado rápido, cúbrelo con papel de aluminio.
- Si quieres que tus pasteles queden perfectos, colócalos en el horno a media altura.
- Para que no se queme un pastel o bizcocho hay que enharinar los bordes del molde previamente untados en mantequilla.
- Un cupcake está mejor un día después de su elaboración.
- Si deseas conservar varios días los pastelitos y pastas, envuélvelos en papel de plata. Quedarán como el primer día.
- Las cremas o mousses que se hayan hecho con clara de huevo tienen que guardarse en el frigorífico y consumirse en las horas del día siguiente.
- Para que las fresas no cojan gusto a agua, lávalas en un colador y sumérgelas varias veces en agua.
- Para que las frutas frescas peladas no cambien su precioso color, inmediatamente después de pelarlas hay que rociarlas con unas gotas de limón.
- Si quieres conservar un limón abierto como el primer día, ponlo en un plato con su parte cortada hacia arriba y tápalo con un vasito. Durará varios días.
- Para decorar un bizcocho se debe de hacer hecho el día anterior.
- Si quieres congelar un bizcocho, extiende primero una fina capa de confitura, así la superficie quedará brillante y hará que el hielo no entre en el bizcocho.
- Si quieres que dore un bizcocho: utiliza yema de huevo diluida en un poco de leche, o de leche y azúcar, o la clara de huevo.
- No cortes nunca un bizcocho en el mismo molde en el que se hizo. Si el molde se raya costará trabajo sacar el siguiente que hagas.


#Facebook #Google #Cocina