Las algas son una buenísima fuente de minerales y por lo tanto son una muy buena opción para los deportistas, especialmente aquellos que sufren de calambres y por tanto, es posible que falten algunos minerales en su dieta.


Recordad que la aparición de calambres durante o después del ejercicio físico, muchas veces se debe a una falta de mineralización en el cuerpo. Por lo tanto es importante comer bien para tener las reservas llenas y sólo irlas repostando con isotónico durante la actividad. Por ejemplo, el magnesio es uno de los más importantes ya que es el responsable de la utilización de la energía y permite que los huesos absorber el calcio que comemos.


Las algas cotienen yodo, calcio, hierro, potasio magnesio y muchas vitaminas. Son uno de los alimentos más nutritivos y que no debería faltar en la dieta de aquellos de los que exigen al máximo a su cuerpo. Hay mucho tipos de algas que se pueden cocinar y comer. Os describo las que no pueden faltar en la despensa del deportista:


Kombu: es un alga ideal para deportistas que tienen problemas de digestión. Si la pones en remojo y luego la añades a las cocciones de las legumbres o los cereal tienen la propiedad de ablandar la cascarilla y por tanto de hacerlos mucho más digestivos sin sacar ningún nutriente. Además, añadirlo al cocinado le dará un aporte de minerales en el plato ya que contiene: yodo, calcio, magnesio, hierro y zinc. 


Nori: es el alga que parece una hoja de papel y que recubre los famosos "maki sushi" japoneses. Es ideal para ayudar a combatir la astenia (fatiga extrema). Es fuente de hierro, potasio, yodo y magnesio.


Wakame: es uno de los productos de la naturaleza más ricos en hierro, magnesio y calcio. Para que os hagáis una idea, 100gr de esta alga tiene más calcio que medio vaso de leche y 8 veces más hierro que la carne de ternera.


Espirulina: es tan su poder nutritivo que se llega a vender como complemento nutricional con comprimidos. Es muy proteica, razón por la que muchos veganos la comen a menudo. Contiene vitaminas A, B y E, hierro, fósforo, magnesio, zinc y potasio. Es el complemento alimenticio ideal para deportistas en las épocas más duras de la temporada porque es natural 100% y realmente aporta un plus que ayudará al cuerpo a no tener una descenso de las defensas si se acumula mucho cansancio.


En general todas las algas son beneficiosas para los riñones, la piel y los huesos, tres órganos que sufren muchísimo en los deportistas y que por tanto, es necesario que cuidemos especialmente. Ahora bien, hay que tener en cuenta que las algas son un alimento muy concentrado y no se deben comer en grandes volúmenes. Por lo tanto es aconsejable comer en pocas cantidades pero de manera habitual.

Eso sí, si sufren de tiroides hay que ir con mucho cuidado porque contienen mucho Yodo y podría ser contraproducente. Los niños también pueden comer pero recordad que son concentradas así que basta con dos cucharadas al día.  #Cocina #Investigación científica

Cualquiera de estas algas se pueden encontrar en herbolarios, dietéticas o tiendas orientales. Aunque algunas de ellas ya se empiezan a encontrar en los supermercados, fruto del mayor número de personas que las suelen cocinar.