Todos somos conscientes de que la mayoría de los productos industriales que consumimos (por no decir la totalidad de los mismos) poseen aditivos artificiales como conservantes, colorantes y potenciadores de sabor artificiales, ¿pero es realmente lo que queremos?

La conocida marca suiza Nestlé se ha comprometido a eliminar de su línea de producción en más de dos centenares de productos, algunos aditivos (según ha citado, los sabores y colores artificiales de la mayoría de sus productos). Estos productos permanecerán libres de los mismos al menos hasta el 2016.

Algunos productos que ha citado son Baby Ruth y Butterfinger, una golosina de mantequilla de maní de Nestlé, que también comercializa en México.

Anuncios
Anuncios

Fue retirada del mercado en Alemania debido al rechazo de los consumidores al ser uno de los primeros productos que etiquetarían contener los ingredientes genético modificados del maíz. Doreen Ida, presidenta de Nestlé en #Estados Unidos así lo confirmó a los medios. "Estamos emocionados de ser el primer gran fabricante de dulces de Estados Unidos en hacer este compromiso".

De acuerdo con los datos recogidos en diferentes encuestas encargadas por la compañía, la mayoría de los consumidores aseguraron que preferían ver libres de estos sabores artificiales a los productos que consumían, no querían gato por liebre. Algunos llegaban incluso a sentirse de alguna manera estafados. También aludieron a la encuesta Nielsen de salud y bienestar global de 2014. Esta confirmó que más de un 60% de los encuestados defendían estas modificaciones.

Anuncios

Es posible la retirada de los componentes artificiales de productos sabor caramelo. Muchos expertos la han exigido ya para este tipo de productos al advertir que el color caramelo de los mismos puede poseer componentes potencialmente cancerígenos.

Está por ver las consecuencias que esto tendrá en sus ventas y cómo afectará al sabor. Si tiene éxito, tal vez sean prorrogados por más tiempo, además de trasladar la iniciativa a países como el nuestro.