Hoy es el primer día en que McDonald's aceptará toda muestra de cariño como forma de pago en sus establecimientos de todo el mundo. La compañía de comida rápida estadounidense ha decidido instaurar una nueva forma de cobro por parte de sus cajeros: 'El amor'.

Desde hace unas horas, McDonald's acepta cualquier demostración pública de amor a cambio de su comida en una campaña que promete dar la vuelta al mundo e inundar aún más sus locales repartidos por la geografía mundial. Y es que la cadena de comida rápida ha instaurado desde hoy que, cada día, durante algún momento del día que será indicado a través de la megafonía de cada local, se pueda pagar sin necesidad de hacer uso de efectivo o tarjeta de crédito.

De esta forma, besos, abrazos, declaraciones de amor, llamadas a los padres para decirles que les quieres y otras formas de demostración públicas de afecto serán suficientes para poder llevarte a cambio toda la comida que hayas ordenado sin necesidad de tener que pagar por ella nada más que tu propia demostración afectiva. 


La campaña, que durará dos semanas, 'Pay with Lovin' se prevé que suponga un ahorro para los usuarios de esta cadena de cientos de millones de euros en todo el mundo en una acción de Marketing que promete acabar siendo estudiada en las Universidades. Bajo el lema Give Lovin', Get Lovin', McDonald's ha decidido empezar a celebrar desde hoy y hasta el próximo Día de los Enamorados, del 14 de febrero, el 'Estado de Amor' en todos y cada uno de sus locales del mundo. 

Un anuncio que la multinacional decidió hacer público al planeta a través de uno de los anuncios reproducidos durante la Superbowl de este año que fue celebrada anoche y que contó con más 100 millones de espectadores de todo el mundo.

Anuncios
Anuncios

Desde el departamento de comunicación de McDonald's calculan en decenas de millones de personas el número de personas que se beneficiarán de su afectividad en estos 12 días que quedan por delante hasta que llegue el día del Amor oficial en todo el mundo: El Día de San Valentín.