David Muñoz a sus 33 años fue otorgado el pasado 2013 con tres estrellas michelín. El joven emprendedor madrileño es uno de los líderes de la gastronomía nacional. Cocinero de moda, que con su idea de restaurante de sensaciones, el conocido como DiverXo, inventa todo tipo de platos, fusión de sabores y colores que hacen de su cocina una experiencia única.

Estas sensaciones la consigue de su esmero en todos los aspectos, desde la cubertería diseñada personalmente por él, la decoración, en la que podemos ver desde hormigas hasta cerdos con alas de murciélago y por supuesto la singularidad de sus platos.

Su vocación aparece desde niño, como él cuenta, cuando tenía apenas 12 años, iba los viernes a hacer la compra con su madre para comprar ingredientes y poder dar rienda suelta a su imaginación y comenzar a crear platos.

Anuncios
Anuncios

Creó lo que él denominó como pastel de jengibre y calamar, combinación no muy acertada pero en la que ya se mostraba su creatividad culinaria.

Con solo 20 años ya se puso a buscarse la vida como cocinero y consiguió independizarse de casa. Al tiempo y de la mano de la que era su esposa, Ángela, que era bailarina en Londres, decidió marcharse con ella donde ganar experiencia y coger ideas para mejorar como cocinero. Allí estuvo trabajando en un buen restaurante de la ciudad con estrella michelín.

Después de su periplo Londinense decidió volver a España y emprender su negocio. Para ello vendió su coche y su casa, lo arriesgó todo por su sueño, incluso durmió durante ocho meses en el propio local que adquirió. Siempre tuvo el convencimiento de que aún el riesgo con el trabajo, el talento que derrocha y poniéndole todo su empeño tendría éxito.

Anuncios

Y a la vista está, comer en su restaurante supone hacer una reserva con bastante tiempo de antelación, el cubierto mínimo supera los 90 euros y a él acuden personalidades de todos los rincones de España e incluso del panorama internacional. Este precio puede parecer alto, pero si tienes en cuenta que los productos son de primerísima calidad y de que cuenta con un equipo muy numeroso, casi un cliente por personal y que estos son de alta cualificación, no es para nada desorbitado.

Tal ha sido la singularidad de sus platos tanto en estética como en sabor, y la buena gestión de su negocio que ha sido premiado con tres estrellas michelín y como embajador de la comunidad de Madrid por lo que supone un ejemplo no solo para los profesionales culinarios, sino para todos los jóvenes emprendedores. #Famosos