El próximo sábado entrará en vigor el reglamento sobre la información al consumidor de los ingredientes en los alimentos preparados, este reglamento ha sido comunicado por la #Unión Europea desde el 25 de octubre del 2011. Aunque hace ya tres años que la UE publicó el reglamento sobre la información alimentaria al consumidor, la Federación de Hosteleros en España argumenta no haber tenido suficiente tiempo para adaptarse a esta normativa.

Todo tipo de establecimientos donde se sirva comida, tales como hospitales, cafeterías, bares, pastelerías, restaurantes, etcétera, estarán obligados, según el Real Decreto del Ministerio de Sanidad de España, a advertir de forma verbal, o a tener a la disposición del consumidor y a la vista, los ingredientes que llevan los alimentos preparados que ofrecen, ya que algunas de estas sustancias podrían provocar alergias o intolerancia a determinado tipo de personas.

Anuncios
Anuncios

Si no se cumple esta normativa, se impondrán multas que van desde los 5 mil hasta los 600 mil euros.

Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), sobre todo en Navidad y fiestas señaladas, cuando la gente sale mucho a comer fuera pueden ocurrir reacciones alérgicas graves y aconsejan extremar la precaución en estas fechas. La alergia a los alimentos es un problema de salud pública que en Europa afecta a 17 millones de personas, la mayoría de ellas, niños o gente joven.

La SEAIC aconseja en caso de reacción alérgica acudir urgentemente al centro médico o avisar a urgencias enseguida. Si el paciente se siente mareado hay que mantenerlo acostado y con las piernas elevadas. En caso de ahogo, se debe suministrar adrenalina, si se dispone de ella y en caso de urticaria dar a tomar un antihistamínico, si se tiene a mano, antes de acudir al médico.

Anuncios

Los alimentos más comunes que causan alergia en España son la clara de huevo, la leche y el pescado. Otras alergias frecuentes son al marisco, frutos secos y algunas frutas. El 80% de las reacciones alérgicas producen efectos cutáneos y un 30% se manifiestan con alteraciones digestivas como diarrea, cólicos y demás.