Europa podría solicitar un permiso de viaje a los ciudadanos de países que no requerían visa para entrar al espacio #schengen, un paso fuerte y controversial por parte de la Unión Europea en aras de cerrar las fronteras a la migración y otros fenómenos.

El costo de este visado exprés rondaría los cinco euros y se podría rellenar por internet, explicaron desde Bruselas, Bélgica, los promotores del plan.

Según la Comisión Europea, el formulario para solicitar el permiso de entrada tendría 27 preguntas sobre la identidad y los motivos del viaje del visitante, y en la mayoría de los casos se otorgaría instantáneamente a través de correo electrónico.

Anuncios
Anuncios

No obstante, en caso que las autoridades consideraran que pudiera ser un riesgo a la seguridad o un posible emigrante, negarían el documento.

Según el diario El País una ínfima parte de las peticiones para viajar a algunos de los 26 estados que integran Schengen se demorarían un poco más en procesar, pero el máximo de tiempo previsto para recibir una respuesta serían dos semanas.

El documento será imprescindible para cruzar las fronteras, accesos marítimos, aéreos y terrestres y se impedirá el paso de quienes no lo posean, explicaron los promotores del proyecto.

Para los ciudadanos de aquellos países a los cuales se les solicita visado para ingresar a los países del área Schegen este permiso de viaje no representa ningún cambio.

Sabremos mucho más de quienes vienen a nuestras fronteras sin dificultar su viaje, declaró el comisario de Migración, Dimitris Avramopoulos, citado por la misma fuente al hablar de este proyecto.

Anuncios

No todos opinan igual. Lo que hace falta es el intercambio rápido de datos relativos a los sospechosos y a las personas que representan un riesgo elevado. El nuevo sistema no resolverá ese problema, señaló Eva Joly, eurodiputada de Los Verdes.

Aún queda mucho camino por recorrer a esta iniciativa. Deberá recibir el visto bueno de la Comisión y luego del Parlamento Europeo, para entonces llevarla a la práctica, por lo cual, según expertos, no entraría en funcionamiento antes de 2020. #Europa