En las 10.228 mesas abiertas desde las 8 horas de la mañana, hasta las 12 horas del mediodía, 1.000.000 de republicanos franceses, han votado en la primera vuelta de las primarias de su partido. En ella se definirá quiénes serán los candidatos que competirán en una segunda vuelta para enfrentar a Marine Le Pen en los comicios del 2017. Se espera superar los 3.000.000 de votantes en el marco de una República Francesa amenazada por el terrorismo internacional, con los centros de votaciones firmemente custodiados por la presencia de unidades de patrullaje que, en las cercanías de los lugares en los que se desarrollan los comicios, cubren la seguridad frente a las posibilidades de un atentado.

Anuncios
Anuncios

Siete son los candidatos republicanos que se presentan en estas #Elecciones primarias. Los tres postulantes con más chances, según lo marcan las últimas encuestas, son: el ex primer ministro Alain Juppé, el ex presidente Nicolas Sarkozy y el ex primer ministro de Sarkozy, François Fillon. Detrás de ellos y con distintas posibilidades según los guarismos registrados por los encuestadores en los días anteriores a esta votación son: Bruno Le Maire, Nathalie Kosciusko Morizet, Jean François Copé y Jean Fréderic Poisson.

Las propuestas de los tres principales candidatos, no difieren sustancialmente. El clásico pensamiento de la derecha francesa llevará seguramente a la pérdida de las conquistas sociales. El endurecimiento de la reforma laboral está en la propuesta de los tres candidatos que también comparten el retraso en la edad jubilatoria, la disminución del aporte económico en la ayuda social y la dedicada al desempleo.

Anuncios

Reducción en general del gasto, junto con una ola de despidos en el sector del empleo público. Las diferencias se centran en los temas referidos al enfrentamiento con el terrorismo ya sea en el plano internacional, como en el interno y las políticas relacionadas con la inmigración. El más duro en el tema de los refugiados es Nicolas Sarkozy, que se atreve con propuestas que son consideradas por candidatos de su mismo partido como ilegales e inconstitucionales.

Todos los republicanos están en conocimiento, que el rival a vencer para llegar a la victoria republicana es Marine Le Pen. Según publica El País, los principales candidatos han tenido algo que decir al respecto. Alain Juppé: “Soy el mejor situado para superar a Le Pen” y por su parte Nicolas Sarkozy, interrogado sobre el particular, ha respondido con un: “Yo sé cómo derrotarla”.

El poder en Francia, está en manos de la izquierda socialista, que no goza precisamente del mejor de los momentos en el concepto de la ciudadanía. De manera tal que es muy probable que, el elegido en las primarias republicanas, tenga mucha chance de llegar a la presidencia de Francia, tras los comicios de 2017. Por lo pronto los dos elegidos en esta primera ronda, deberán enfrentar una segunda vuelta el próximo 27 del corriente mes de noviembre. #Elecciones en Francia #Unión Europea