El Brexit se estrenó con éxito. Los británicos votaron sí y ahora, como si se tratara de una película, la actualidad quiere una segunda parte de esta historia, esta vez trasladada a tierras holandesas.

El Nexit, la abreviatura de Netherlands + exit, es una apuesta del líder ultraderechista Geert Wilders que está dispuesto a movilizar a la población para celebrar una consulta semejante a la del 23 de junio en Reino Unido. Wilders calificó ese referéndum como “una revuelta patriótica en pos de la libertad” y alienta a apoyar su candidatura en los próximos comicios generales de 2017 para “dar un portazo a Bruselas”.

En la última encuesta, realizada un par de días después del anuncio de la consulta del Brexit, un 54% de los holandeses estarían a favor de la consulta, aunque sólo un 48% apoyaría el abandonar la UE.

Anuncios
Anuncios

Unos datos similares a unos sondeos que en Reino Unido trajeron, al final, sorpresa.

El parlamento holandés votó no al germen del Nexit

El pasado mes de abril el Parlamento holandés rechazó por unanimidad la propuesta del líder ultraderechista del Partido por la Libertad, Geert Wilders, de llevar a votación la permanencia de Holanda en la UE. Solamente 14, los miembros de su formación, de los 75 parlamentarios lo respaldaron. 

La actual legislación holandesa no permite este tipo de consultas. Sólo se puede convocar un plebiscito para leyes o tratados aprobados pero que no estén vigentes. Habría que reformar la Constitución y conseguir el apoyo de dos tercios de ambas cámaras. Parece poco probable con el actual gobierno. Pero Wilders, conocedor de esta situación, llama a la ciudadanía para que le voten en los comicios generales del próximo 15 de marzo de 2017.

Anuncios

Si las elecciones en los Países Bajos se celebrasen mañana, su partido conseguiría 39 escaños de los 150 que conforman el Congreso, muy por encima de los liberales. Algunos medios de comunicación, ya le definen como el Donald Trump europeo.

La idea del Nexit consigue un tercer puesto en las europeas

Ya poco queda del espíritu europeísta que allá por el otoño de 1969 llevaba a los Países Bajos, bajo su presidencia, a convocar una reunión de los líderes europeos para reflexionar sobre una #Unión Europea. En aquel momento, los holandeses querían salvar la idea de Europa. De hecho, dos de los tratados más significativos de la historia de la UE se firmaron en su país (Maastricht y Ámsterdam). Hoy también ostentan la presidencia, y sin embargo, 47 años después, los holandeses no están tan convencidos.

Por eso Wilders utilizó el concepto del Nexit en su programa en las últimas elecciones europeas. Y con este mensaje se alzó a un tercer puesto con un 13,3% de los votos.

El Nexit en la campaña

Muchos políticos en Holanda sospechan que Wilders está utilizando el Nexit como un señuelo para atraer los votos de los ciudadanos descontentos.

Anuncios

El propio líder ultraderechista es consciente de que Holanda no tiene la autosuficiencia económica de Reino Unido. Alemania es su principal socio comercial y con la victoria del Brexit, la City tendrá que abandonar Londres, con lo que La Haya podría ver ahí una oportunidad que fuera de la UE no tiene.

La salida de los Países Bajos podría centrar la campaña de los próximos comicios. La crisis en Europa ha puesto en el punto de mira a la inmigración y a la libre circulación de personas, alentando a los partidos ultras y nacionalistas.

Ahora es Holanda, pero ¿se extenderá a otros escenarios? #Independencia #Euro